Un paréntesis por la Copa



#

“No estamos muertos”, avisa Assman, titular esta noche.

Con una custodia de decenas de policías, los titulares del plantel de Independiente que el sábado se jugarán la permanencia en Primera ante San Lorenzo se entrenaron ayer a la mañana en la cancha de Tristán Suárez, en Ezeiza. En la neblinosa y húmeda mañana el entrenador Miguel Brindisi reunió a sus dirigidos para inyectarle otra vez la indicación de que el objetivo será cumplir lo que está al alcance, ganarle a San Lorenzo en Avellaneda el sábado próximo, sin pensar lo que hagan Argentinos y San Martín, eventuales verdugos en la fecha que se viene. Otro grupo, integrado por suplentes, purgó una larga espera en el Aeroparque metropolitano por la niebla, pues iba a viajar a las 10 a Catamarca, donde hoy enfrentará a Arsenal por la Copa Argentina, y finalmente lo hizo a media tarde. “No estamos muertos”, aseguró Fabián Assmann mientras esperaba el vuelo en Aeroparque. El encuentro se jugará en el estadio del Bicentenario de Catamarca a las 21.15, con el arbitraje de Mauro Vigliano. Brindisi, quien viajará hoy mismo a Catamarca junto al presidente del club, Javier Cantero, pondrá una formación alternativa en la que estarán habituales suplentes y juveniles. En cambio, Gustavo Alfaro echará mano a su mejor equipo y es muy probable que jueguen los mismos once que el sábado cayeron ante Quilmes (2-1) por el torneo Final. Para no descender, Independiente necesita ganar los dos partidos que quedan y que Argentinos pierda esos seis puntos que quedan por jugarse. Pero hay más: si San Martín gana dos de los seis en juego, Independiente también descenderá a la B Nacional.


Comentarios


Un paréntesis por la Copa