Un partidazo, nueve goles y pase rojo

Emotiva clasificación de Independiente de Río Colorado. Unión ganó 5-4, pero no le alcanzó.



#

Fue un partido con ribetes dramáticos. Pasó de todo, y eso es lo lindo del fútbol. Estuvo arriba en el marcador Independiente, lo dio vuelta Unión, volvió a mandar el Rojo y en el final, tres goles de Jorge Bomventre llenaron de adrenalina y emotividad un choque que se cerró 5-4 para el Mago, pero que le permitió avanzar al equipo de Río Colorado a la cuarta fase del Torneo del Interior, donde ahora enfrentará a Once Corazones de Tres Arroyos. Independiente, que ayer perdió el invicto, llegó hasta Allen con una diferencia de dos goles y se puso arriba en el marcador cuando iban 21 minutos del primer tiempo por intermedio del temible Giuliano Benítez. Muchos pensaron que la historia estaba liquidada, porque al descanso se fueron 1-0. Pero el ingreso de Ramiro Montiveros en el Mago fue crucial, primero porque el delantero clavó dos tantos entre los minutos 3 y 5 del complemento, y segundo porque en el final sería decisivo. Claro, estando 2-1 abajo Independiente no se conformó y un doblete del rendidor Maximiliano Tunessi volvió a transformar la serie: cuando corrían 11 minutos del ST, la visita estaba 3-2 arriba en la ida y 5-2 en el global. Unión, con mucha vergüenza y corazón se resistió a la resignación y fue en busca de la hazaña, pero sobre los 21 Gustavo Monserrat clavó otro tanto para el Rojo. ¿Ahora sí historia liquidada? Para nada, porque en cancha estaba Ramiro Montiveros, a quien le hicieron dos penales que Bomventre transformó en gol. El mismo Bomventre puso al Mago a un tanto de los penales y los 4 minutos que adicionó el árbitro Paolo Macchi llenaron de ilusión a las cientos de almas que vibraron con este encuentro. Independiente resistió y se transformó en el único rionegrino en seguir en carrera. Unión se despidió por tercer año consecutivo en la misma ronda.

Agencia Allen

El increíble encuentro disputado en la cancha de Unión terminó así: en fiesta roja.


Comentarios


Un partidazo, nueve goles y pase rojo