“Un pensamiento básico y racional”



La carta destacada

Soy lectora habitual de esta sección y como reciente jubilada tengo ahora tiempo para expresar mi opinión a través de la misma. Me inspira en esta oportunidad la extensa misiva enviada por el Sr. Fabricio Torrealday con la que concuerdo en su mayoría. En ella se expresa que el exjuez Oyarbide renunció a su cargo, acogiéndose a los beneficios jubilatorios a fin de “zafar” del juicio político que le esperaba por las irregularidades cometidas en el ejercicio de su función. Se menciona que por un razonamiento “básico y racional” la jurisprudencia acepta que al dejar un cargo de juez queden sin efecto las acusaciones referidas al cargo que ya no se detenta. Es raro... parece que ese razonamiento “básico y racional” no funciona para el pago del impuesto a las Ganancias. Los jueces quedan eximidos del mismo por el principio de “intangibilidad” que se aplica a quienes ejercen la función juzgadora. Bien, una vez que se jubilan, básico: ya no son jueces. ¿Racional?. ¿Mantienen los privilegios del cargo que ya no detentan?. Así no, amigos, así no. Casualmente esta jurisprudencia la fijan los mismos jueces...

María Beatriz Gazari DNI 11.267.394

María Beatriz Gazari DNI 11.267.394


Comentarios


“Un pensamiento básico y racional”