Un pequeño punto en Roca en una gigante

La red une Stefenelli con las islas Cook.

La casa es modesta. No más de cinco metros de frente sobre una calle de tierra, con la edificación principal en el fondo y un pequeño departamento en un primer piso.

La dirección exacta es Los Perales 2159. El mapa marca el punto en Stefenelli, pocos metros al este de la calle Vintter, arteria principal del barrio donde comenzó a escribirse la historia roquense.

Pero no se trata de un punto más en el mapa. Y mucho menos en el mapa de Offshore Leaks, la enorme base de datos que acaba de hacer pública el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ por sus siglas en inglés), con más de 2,5 millones de archivos que contienen información sobre operaciones realizadas en paraísos fiscales a lo largo de tres décadas, desde distintos lugares del mundo.

La imagen de la vivienda y el sector de Roca donde se encuentra contrastan con la relevancia de la base de datos, que revela el contenido secreto que permanecía a resguardo en diez jurisdicciones y permite explorar los registros de más de 100.000 sociedades o fideicomisos (trust) asentados en las islas Vírgenes, Caimán, Cook o Singapur.

Además se trata de uno de los pocos lugares de la Argentina que aparecen en Offshore Leaks. Son apenas 20 las direcciones del país registradas en el sitio y la de Roca es la única de la Patagonia. Hay dos en San Juan y el resto son de Ciudad de Buenos Aires y localidades del Gran Buenos Aires.

“Río Negro” analizó la información de la base de datos, visitó el lugar mencionado y pudo saber que el eje del caso está en los inversores extranjeros que desarrollaron años atrás un importante emprendimiento vitivinícola.

Concretamente los registros del ICIJ ubican como protagonista a la condesa Noemí Marone Cinzano, quien puso en marcha en 1998 junto a Hans Vinding-Diers el proyecto de la Bodega Noemía, ubicada en Valle Azul.

Los Perales 2159 no es más que la casa de Oscar Ferrari, gerente de la empresa que produce reconocidos vinos de alta gama.

Y el punto de partida que registra Offshore Leaks en sus documentos está allí porque ese fue el domicilio que registró la condesa italiana en Argentina al concretar sus trámites migratorios, según la explicación que el propio Ferrari dio a este diario cuando se lo consultó telefónicamente.

Conexiones

La web interactiva desarrollada por el ICIJ permite establecer conexiones entre personas y entidades dentro del mundo históricamente impenetrable de los paraísos fiscales en el extranjero.

En este caso en particular, el mapa une a Los Perales 2159 con la condesa Marone y desde allí se abre otro vínculo, hacia la firma Fergint Patagonia Trust. Esa empresa a su vez tiene conexión con otros cuatro puntos: el conde Enrico Marone, el barón Eric de Rothschild, Fergint Limited y Lenz & Staehelin. Ese último es un estudio jurídico de Suiza, que se presenta en su página web como “la mayor firma de abogados de Suiza” con “medio siglo de experiencia en derecho de los negocios”. En otros sitios informativos la descripción es menos favorable, porque se habla de los abogados que ayudan a las familias más ricas de Europa a guardar su riqueza lejos del fisco de sus países o del celo de herederos.

Otro dato singular es que Fergint Limited se conecta con C/ - 3/F. BCI House Avarua Rarotonga Cook Island, uno de los lugares predilectos para la radicación de sociedades anónimas ficticias, según el ICIJ.

“Río Negro” consultó a Ferrari, gerente de la Bodega Noemía, si sabía algo de estas empresas mencionadas en la base de datos y dijo que no. Lo que sí precisó luego es que la famosa bodega del Alto Valle rionegrino tiene como principal accionista a una SA llamada “Argint”, que controla el 51% de las acciones, en tanto que el 49% restante está en poder de Hans Vinding-Diers.

Este diario preguntó a Ferrari si era posible ubicar a la condesa Marone, pero indicó que se encontraba en Europa y que no llegaría a la zona hasta fin de año.

(Redacción Central)


Comentarios


Un pequeño punto en Roca en una gigante