Un Pinochet acusado



SANTIAGO DE CHILE (Télam)- La jueza chilena Blanca Rojas acusó ayer formalmente al hijo menor del dictador Augusto Pinochet, Marco Aurelio, y a otros dos colaboradores de su padre en la causa por las cuentas secretas descubiertas en el 2004 en el banco estadounidense Riggs.

Junto con el hijo menor de Pinochet fueron acusados Mónica Ananías, ex secretaria privada, y Oscar Aitken, ex albacea, en la causa por la investigación de las cuentas secretas del clan Pinochet descubiertas en el Banco Riggs.

La acusación, paso previo a dictar condena, es por declaraciones maliciosamente incompletas o falsas en el proceso para establecer el origen del enriquecimiento de la familia Pinochet tras descubrirse en junio de 2004 cuentas secretas millonarias en el exterior.

Por la causa sobre evasión tributaria del caso Riggs, en enero de 2006 -11 meses antes de la muerte del ex dictador- todo el clan Pinochet fue procesado y detenido por el juez Carlos Cerda, quien está actualmente inhabilitado por razones de salud. Al hijo de Pinochet se le imputan declaraciones falsas por dos millones de dólares y a Oscar Aitken por 15,5 millones de dólares. Por malversación de caudales públicos, la segunda causa del Caso Riggs, hay ex militares que sirvieron al ex dictador.


Comentarios


Un Pinochet acusado