Un policía fue baleado a quemarropa en Neuquén

Custodiaba el depósito de vehículos secuestrados en el Parque Industrial de Neuquén. Vio a dos personas que querían robar una moto. Los corrió y uno de ellos lo enfrentó y le disparó.



#

El ataque ocurrió en plena noche. Los delincuentes estaban robando una moto secuestrada cuando fueron sorprendidos por el policía.

NEUQUÉN (AN).- Dos jóvenes delincuentes intentaron robar una moto del predio de secuestro que tiene la Dirección de Tránsito en el Parque Industrial, pero tras ser sorprendido por uno de los policías le ejecutaron un disparo a quemarropa en el hombro. El uniformado se encuentra fuera de peligro y en su vivienda.

El oficial Díaz Pérez lleva cinco años dentro de la fuerza y desde hace un par de años se desempeña en el predio de secuestro de vehículos que tiene la Dirección de Tránsito en el Parque Industrial. El lugar es un mega cementerio de vehículos, que carece de iluminación y donde en forma frecuente suelen aventurarse delincuentes para robar, por lo general, motos.

La noche del lunes el policía salió, alrededor de las 22.30, a realizar una recorrida de rutina cuando en la zona de las motocicletas observó a dos jóvenes que pretendían llevarse, a través del cerco, un scooter. El oficial dio la voz de “alto” la que fue desoída por los sujetos que emprendieron la fuga por el interior del predio.

Al llegar a una zona oscura de la playa, Díaz Pérez detuvo en seco la marcha sorprendido por un joven que le apuntó a la cabeza con una nueve milímetros.

Lejos de paralizarse, el uniformado realizó una hábil maniobra con su arma, sería una Ithaca, por la cual le golpeó el arma al delincuente que disparó impactando el proyectil contra el hombro del uniformado que cayó al suelo.

El joven terminó huyendo del lugar.

El compañero de guardia del oficial herido lo asistió y dio aviso al Comando Radioeléctrico que de inmediato derivó un móvil de la comisaría 20 de Parque Industrial.

Por el hombro del uniformado brotaba mucha sangre por lo que se dispuso el traslado a bordo del móvil hasta el hospital Castro Rendón.

En el nosocomio se lo atendió de urgencia y los profesionales comprobaron que el proyectil ingresó y egresó del hombro izquierdo no generando mayores lesiones por lo que tras las curaciones de rigor derivaron al policía a su casa con tres días de reposo.

En el lugar del hecho, efectivos de Criminalística y de la comisaría 20 encontraron dos vainas de nueve milímetros por lo que sospechan que se produjeron dos disparos.

Ayer en la tarde se aguardaba que el uniformado lesionado pudiera brindar mayores detalles de lo sucedido y la descripción física de sus agresores.

La familia del policía está recibiendo asistencia desde el área de personal de la Policía del Neuquén y cuando Díaz Pérez se reincorpore al servicio, será derivado al psicólogo para evaluar las secuelas generadas por este episodio.

La causa quedó caratulada como “lesiones con armas de fuego” a cargo del Juzgado de Instrucción Nº 3 y de la Fiscalía de Graves Atentados contra las Personas.


Comentarios


Un policía fue baleado a quemarropa en Neuquén