Un pozo sin autorización generó grave accidente

El hecho ocurrió en el barrio Noroeste de Roca.




ROCA (AR).- La empresa a cargo de la obra cloacal donde se produjo un grave accidente el sábado en el barrio Noroeste de Roca no estaba autorizada por el municipio para romper la calle.

La información de la comuna fue admitida por el Departamento Provincial de Aguas, que diseñó el proyecto y luego contrató a una firma de la ciudad para su concreción.

Mientras tanto, el hombre de 40 años que cayó con su motocicleta dentro del pozo continúa en grave estado, producto de las lesiones en el cráneo y la columna. El accidente ocurrió a las 21.30 del sábado en 3 de Febrero y Montevideo y se investiga si el lugar estaba correctamente señalizado. Anticipándose a la definición de responsabilidades que habrá sobre el caso, desde la municipalidad advirtieron ayer que la empresa escogida por el DPA para que lleve adelante la red cloacal no había formalizado los permisos necesarios para que se autorice el comienzo de la obra.

De acuerdo con los datos del organismo provincial, los trabajos por el servicio comenzaron merced a la intervención de los vecinos del barrio, que comprometieron los materiales. Desde el DPA se aportó la mano de obra, que está a cargo de la empresa roquense Cabet.

La información que brindó el DPA, a través de Federico Carnevali, refirió a que este organismo efectivamente fue el que impulsó la obra y que para su realización contrató a aquella empresa.

También se aseguró que una vez asignada la realización de la obra, la empresa que llevará adelante el proyecto tiene la responsabilidad y es la encargada de tramitar todos los permisos y de dotar a la obra de todas las medidas de seguridad para que un hecho como el que ocurrió el sábado por la noche no sucedan.

Por su parte, Enrique Kamerbeek y Gabriel Bayón en representación de Aguas Rionegrinas (ARSA), manifes

taron que, tanto para esta obra como para cualquier otra, el organismo realiza una inspección técnica que contiene entre otros puntos, controles de nivel, de cañería y de colocación, además de pruebas hidráulicas.

Todas estas verificaciones no habían arrojado la menor anomalía. Además, la empresa había presentado el seguro de responsabilidad civil, indispensable para concretar la obra.

Sin embargo, la firma no se presentó ante la comuna para obtener el permiso para romper la calle. "Justamente al cumplir ese trámite se informan las medidas de prevención más convenientes para evitar accidentes de tránsito, pero nosotros ni siquiera estábamos enterados de la obra", indicó un funcionario del gabinete.

Este diario recorrió ayer el lugar del hecho y advirtió la falta de toda señalización. Aun con posterioridad al accidente no se colocó ningún tipo de aviso que advierta a automovilistas, motociclistas y peatones sobre la presencia de la obra.

Según comentaron los vecinos del lugar, el hombre cayó en la boca del caño, lo que le produjo heridas de consideración que ponen en riesgo su vida. Además, habitantes del lugar aseguraron que por la noche el alumbrado de la esquina se ve reducido por las frondosas ramas de los árboles que no permiten una buena iluminación.


Comentarios


Un pozo sin autorización generó grave accidente