Un preso hirió a dos policías en la cárcel de Roca

Se enojó porque no le quisieron dar las pastillas que reclamaba.

ROCA (AR).- Dos celadores de la alcaidía de Roca resultaron con heridas de arma blanca, luego de que fueran atacados por un interno. El agresor fue individualizado, y se entregó por su propia voluntad a las autoridades, luego de una negociación que incluyó a los jefes de la unidad carcelaria y a los de la Regional Segunda.

El incidente no pasó a mayores, aunque en forma preventiva, en el exterior de la alcaidía aguardaban los integrantes del grupo BORA, quienes finalmente no intervinieron.

Alrededor de las 8.30, el interno Carlos Oscar Jara, le pidió unos calmantes al guardia del pabellón Nº2.

El uniformado le dijo que no tenía, pero fue sorprendido por el detenido, quien se acercó y le asestó un puntazo en la cabeza. En su auxilio corrió uno de los agentes que ingresaron a la uni-dad en diciembre pasado, pero como respuesta recibió un puntazo en las costillas.

Mientras ambos uniformados eran trasladados en forma urgente al hospital “Francisco López Lima” de Roca, Jara corrió hasta el patio de la alcaidía, donde se encontraban los otros 34 internos del pabellón Nº2.

Inmediatamente se dio el alerta y se pidieron refuerzos al resto de las unidades, ante el temor de que se generara un motín.

Hasta el lugar llegó el jefe de la Regional, quien en compañía de los jefes de la alcaidía, comenzaron la negociación con los reclusos en el patio de la unidad.

Después de varios minutos, Jara se entregó a las autoridades y fue llevado a la celda de los Tribunales de Roca, donde posteriormente fue atendido por la jueza Margarita Carrasco.

El comisario Mayor César Avila dio las garantías de que el recluso no sufriría ningún tipo de represalias de parte de personal policial, y además permitió que otros dos internos acompañen a Jara hasta Tribunales.

El agresor detenido, a quien se le podría iniciar una causa por “doble tentativa de homicidio”, solicitó que su detención se cumpla en la subcomisaría 69 de Cipolletti. Sin embargo, las autoridades policiales consideraron que la unidad no reúne las condiciones mínimas de seguridad.

“Serás trasladado a la subcomisaría de Stefenelli, aunque la medida será provisoria hasta ver lo que decida la justicia”, se informó ayer.

En tanto, los dos policías heridos recibieron las primeras atenciones en el hospital, y luego de constatar que no tenían lesiones internas y evaluar la gravedad de los cortes, fueron dados de alta y se encontraban en sus domicilios particulares.

Jara se encuentra detenido por el homicidio de un menor y por robo con armas, según la información policial. El próximo 2 de febrero comenzará a ser juzgado en los Tribunales de Roca.

Al cierre de esta edición, los ánimos en la alcaidía se habían tranquilizado.

De todos modos, comenzaban por estas horas los trabajos para poner una reja en el pasillo central, por lo que dividiría a los internos de los pabellones sur y norte. “De esta manera se evita que estén deambulando por la unidad y permitirá a los celadores tener un mejor control del área interna”, se informó.

Además, y a corto plazo, está previsto la construcción de garitas que tendrán acceso únicamente desde el patio de la alcaidía, para tener un panorama más amplio de lo que ocurre en los pabellones.

El año pasado marcó un récord de revueltas carcelarias

BUENOS AIRES (DyN).- El primer año de gobierno de la Alianza registró el récord de revueltas en las cárceles en los últimos 15 años, como consecuencia del “incremento de la población carcelaria sin instalaciones adecuadas, en un contexto de auge de la delincuencia”, según reveló un estudio de la consultora Nueva Mayoría.

El trabajo, que analizó disturbios en los penales, huelgas de hambre y motines desde 1986 hasta 2000, consignó que el año pasado fue el de mayor cantidad de episodios de esa naturaleza, 33, mientras que 1991, durante la primera presidencia de Carlos Menem, fue el de menor, con apenas nueve.

El trabajo señala que “durante los últimos 15 años se han registrado 354 protestas carcelarias en Argentina, lo que da un promedio de 24 por año”, guarismo este que se vio incrementado por lo ocurrido durante 2000, ya que durante los tres períodos constitucionales anteriores el promedio había sido de 23 revueltas anuales.

“Los años correspondientes al gobierno de Raúl Alfonsín, 1986-1989, registraron un promedio de 23, lo mismo que ocurre con los años correspondientes a los dos mandatos de Carlos Menem, 1989-1995 y 1995-1999, cuando el promedio fue también de 23 por año”, señala el trabajo.

Durante el año que pasó, en las cárceles argentinas se registraron 28 motines y cinco huelgas de hambre, lo que el estudio atribuyó al “incremento de la población carcelaria sin instalaciones adecuadas en un contexto de auge de la delincuencia”.


Comentarios


Un preso hirió a dos policías en la cárcel de Roca