Un príncipe pasó por Bariloche

Alberto de Mónaco visitó a su amigo Joe Lewis y luego siguió viaje hasta la ciudad chilena de Puerto Varas. Descanso y algunos negocios en la mira.



BARILOCHE (AB).- El príncipe Alberto de Mónaco decidió comenzar 2009 en la Patagonia. Pasó ayer fugazmente por Bariloche y anoche pernoctó en la ciudad chilena de Puerto Varas. Previamente aterrizó en el aeropuerto de esta ciudad y visitó por unas horas a su amigo Joe Lewis, quien se encuentra en su propiedad de Lago Escondido. Su visita sería estrictamente privada y por vacaciones, pero se especula que también podría realizar alguna inversión inmobiliaria en el sur de Chile, ya que visitará Punta Arenas, antes de partir hacia la Antártida Chilena.

Alberto de Mónaco arribó en un avión particular, que aterrizó en la aeroestación local a las 10.15 y desde allí, en el helicóptero de Lewis, continuó viaje a Hidden Lake, donde el magnate construyó su residencia de vacaciones. Desde Lago Escondido confirmaron que la visita fue estrictamente personal, ya que Alberto y Joe se conocen desde hace varios años. “Compartieron un desayuno tardío”, aseguraron a “Río Negro”.

Por la tarde Alberto continuó viaje al aeropuerto de Puerto Montt y desde allí por tierra a Puerto Varas, donde se alojó. En el aeropuerto local se sumó al grupo (que integran Alberto, su secretario privado, Charlene y otro hombre, estimado de seguridad) un joven de alrededor de 27 años, quien lo acompañaría durante la excursión al continente blanco. El joven sería de nacionalidad chilena y habría ganado un concurso para acompañar al príncipe. Ambos se abrazaron al encontrarse en plena plataforma del aeropuerto.

El grupo permanecería unos días en Puerto Varas, un lugar paradisíaco para el turismo de aventura, y luego viajarían a Punta Arenas. Desde allí, con una agencia de viajes y turismo, emprenderían la excursión a la Antártida, que se inicia con un vuelo al aeropuerto de Patriot Hils, en el continente blanco.

El príncipe soberano de Mónaco (Alberto Alejandro Luis Pedro de Grimaldi) tiene 50 años. Es el jefe de la Casa Grimaldi y el actual soberano del Principado de Mónaco. Alberto es el segundo hijo y único varón de Raniero de Mónaco y la actriz estadounidense Gracia Patricia de Mónaco, y se convirtió en príncipe soberano de Mónaco tras la muerte de su padre el 6 de abril de 2005. La revista Forbes estimó su fortuna personal en alrededor de 1.200 millones de dólares, con lo cual sería el sexto hombre más rico dentro de las familias reales.


Comentarios


Un príncipe pasó por Bariloche