Un programa para mujeres

Hoy se estrena en los Estados Unidos la esperada película "Sex & the city" que lleva a la pantalla grande la exitosa serie

NUEVA YORK (dpa) - Por fin llega para sus muchísimos seguidores -gran parte de ellos mujeres- la película de la famosa serie "Sex and the city".

Desde hace semanas, la Gran Manzana está invadida por la publicidad de la esperada cinta que retoma, cuatro años después de que finalizara la serie, la vida amorosa del grupo de amigas formado por Carrie Bradshaw (Sarah Jessica Parker), Miranda Hobbes (Cynthia Nixon), Samantha Jones (Kim Cattrall) y Charlotte York (Kristin Davis). Una esperada película en la cual sus seguidores por fin descubren si la larga y complicada relación entre la columnista Carrie y Mr. Big (interpretado por Chris Noth) acaba en matrimonio.

Según Sarah Jessica-Parker, que además de protagonizar el film ha tomado parte en la producción como ya hizo con la serie, en la película los seguidores del programa se reencontrarán con "la alegría, los buenos tiempos, la frivolidad, la ropa, los cócteles y el lenguaje subido de tono". "Aunque -añadió- lo que quizás no esperan es que la esencia de la película es bastante triste".

Los seguidores también se reencontrarán con la llamada quinta mujer de la serie, Nueva York, que durante las 6 temporadas de "Sex and the City" fue parte fundamental de la producción. Dicen que muchos neoyorquinos se han sentido molestos porque fue Londres y no Nueva York el escenario para hacer el estreno mundial del film. Pero independientemente de que exista algún resentido, Nueva York está viviendo un momento de euforia gracias a la película. La popularidad de la serie y el estreno del film se han convertido en un gran gancho turístico (ver aparte).

Pero aunque el mundo que rodea "Sex and the City" parezca vivir en una nube de color de rosa, los inicios de la película no fueron fáciles. Por un lado, la indecisión al principio de Kim Cattrall para participar. La actriz dijo numerosas veces que los últimos 4 años fueron una de las peores etapas de su vida, debido a su divorcio y a que a su padre se le detectó demencia senil.

También muchos medios sacaron a la luz posibles tiranteces entre Parker y Cattrall, quien pidió cobrar más en el film. Unos comentarios que ninguna de las dos actrices confirmaron en público.

Por otro lado, según Parker, a Hollywood no le interesaba hacer una película sobre cuarentonas. Pero al final, gracias a los numerosos fans, todo un potencial para hacer una buena taquilla, la película se puso en marcha. Es que el impacto de la serie, basada en las columnas autobiográficas de Candace Bushnell en el diario "The New York Observer", fue tal que se llevó ocho Globos de Oro y siete Emmy. Un impacto que también llegó a la moda haciendo famosos los preferidos zapatos de Carrie, Manolo Blahnik, y los cócteles Cosmopolitan.

Según el director del filme, Michael Patrick King, escritor y director de la exitosa serie, la película se centra "en mostrar la diferencia entre tener 35 y 40 años". Para Parker, que en la película representa que ya ha cumplido los 40, "no podemos fingir que tenemos 32 años y seguimos dando vueltas por Nueva York."

Para contrarrestar la edad de las protagonistas, King creó el personaje de una joven veinteañera y asistente de Carrie, protagonizado por Jennifer Hudson. El objetivo era, según King, reflejar lo que representa ese momento en la vida, "lo simple que parece todo".

Y después de la película, ¿habrá continuación de la serie? Parece que no. Pero queda al menos la historia, y su glamour.


Comentarios


Un programa para mujeres