Un pueblo donde las viviendas no tienen rejas

PICUN LEUFU .- "¿Se dieron cuenta de un detalle de este pueblo?", pregunta el comisario Omar Romero a los periodistas de "Río Negro". Y responde: "Las viviendas no tienen rejas. Fue lo primero que me llamó la atención cuando llegué a este lugar".

No sólo las viviendas no tienen rejas. También se puede dejar estacionado el auto sin trabas, y hasta olvidarse abierta la puerta de calle de una casa, sin temer a los asaltantes. Aquí, los vendedores de alarmas no tienen nada que hacer.

En esta localidad de 3.500 habitantes ubicada a 132 kilómetros de Neuquén los tiempos son distintos. "A los delincuentes del pueblo los conocemos", dice Julio Huentelaf mientras atiende la caja de La Cabaña. "A lo sumo rompen un vidrio y afanan lo que pueden. Pero nunca con armas".

Para la policía, los fuertes operativos de control que se ejercen en los centros más poblados obligaron a los asaltantes a probar suerte en localidades más chicas. A ese fenómeno responde el asalto con toma de rehenes ocurrido ayer a la madrugada aquí, donde lo más común es el delito en la zona rural pero no en el casco urbano.

Al comisario Romero le preocupa la casi segura existencia de un entregador. Y tiene la sospecha de que el delincuente que escapó está escondido muy cerca. "Ayer a la madrugada cerramos todas las vías de escape, así que se debe haber quedado en el pueblo o en el campo, no muy lejos", razona.

Respecto de la actuación policial, se alegra de haber llegado en el momento justo. "Si los encontrábamos dentro de la casa, capaz que todavía estábamos negociando. Y si tardábamos, tal vez escapaban con Huentelaf en la camioneta y quién sabe lo que tenían planeado hacer luego".

Hace un año y medio que Romero está al frente de la comisaría Novena, y no se cansa de hacer prevención. "Puede ser que con esto la gente entienda que los tiempos han cambiado y que es importante ser precavido", dijo ayer, en un intento por buscarle un costado positivo al violento hecho.


Comentarios


Un pueblo donde las viviendas no tienen rejas