Un reclamo de once años




NEUQUÉN(AN).- Las cuatro docentes del Anexo 234 afirmaron que su lucha "es por una escuela digna". "Hay una carpeta de 200 hojas, entre notas y actas, en la que consta los reclamos que han hecho los padres desde que se creó la escuela en 1997", aseguró Graciela Chandía, maestra jardinera. El jueves 27 la comunidad educativa realizará un abrazo simbólico al establecimiento. El equipo está integrado, además de Chandía, por Natalia Sánchez encargada de primero y segundo grado, María de los Ángeles Quesada de tercero, cuarto y quinto, y María de los Ángeles Rueda, maestra de sexto y séptimo. "La mayoría de nosotras ha padecido gastroenteritis, generada, pensamos, por las condiciones del agua que consumimos", dijo Chandía.

Las docentes no cuentan con baños. Tampoco con teléfono.

En caso de que se produzca un accidente con los alumnos deben llevarlos por sus propios medios al hospital Horacio Heller, y comunicarse con la directora que está a cinco kilómetros del lugar.


Comentarios


Un reclamo de once años