Un recorrido que fue duro y con gran cantidad de tumbos

Los juveniles están dando un gran espectáculo, mientras que Natalín Fontanini se roba todas las miradas.
El recorrido entre Roca y Regina fue más exigente de lo esperado por las condiciones del río. La correntada y los remolinos provocaron gran cantidad de tumbos y en algunos casos con consecuencias para los elementos de los palistas.

Esa situación la vivieron los juveniles Hernán Reyes y Carlos Cabarrou, de Atlético Lamarque, quienes perdieron cinco minutos con respecto a los punteros de su divisional y cayeron en el clasificador.

También complicó la marcha de los roquenses Javier Balladini y Pablo Berra porque el primero rompió la pala luego de un vuelco y su compañero, de sólo 15 años, remó más de tres horas en soledad para completar el recorrido.

Berra llegó a las isla 58 dos horas más tarde que los ganadores y fue recibido por una gran cantidad de gente que le reconoció el esfuerzo.

Otro que arribó solo fue Carlos Leiva, a raíz de algunos inconvenientes que tuvo su hermano Jorge, situación que los hizo perder tres posiciones en la general.

Error: «Cuando me equivoco lo reconozco» señaló la experimentada Ana Navarro, en referencia a la elección de la embarcación. Junto a María González no están conformes con el bote, más fino que otros modelos, porque les complica la técnica de remada y el esfuerzo para mantener la estabilidad es mayor.

Bajas: Al margen de la deserción de Sebastián Leyes y Julián Algañarás por la rotura del bote, la regata tuvo otros dos abandonos. El conesino Héctor Jara no largó en Regina debido a que el bote que le facilitaron para poder competir era mucho más pesado que los de la mayoría de sus rivales.

El tercer abandono correspondió al veterano Wálter Villalba, del Náutico San Pedro.

Ayuda: Uno de los botes que utilizan los diferentes medios periodísticos de la capital rionegrina para la cobertura de la regata tuvo trabajo doble en la jornada de ayer. Además de cumplir con la tarea profesional sus ocupantes se dedicaron a socorrer a muchos palistas.

Fueron los encargados de ayudar a Reyes-Cabarrou, a Marina Fernández-Lorena Meaurio cuando habían quedado enganchadas en un raigón y Balladini-Berra cuando el primero sufrió la rotura del remo.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora