Un regreso sin caras largas

Independiente volvió a Neuquén luego de caer ante Racing por la Copa Argentina y ahora se enfoca en el Torneo Federal A.

Los jugadores del Rojo disfrutaron a pleno la chance de jugar ante el último campeón del fútbol argentino, pero saben que ahora tienen que defender la cima del Federal A.

En Independiente de Neuquén no hubo caras largas y el ánimo del plantel es bueno pese a la derrota ante Racing, que dejó al Rojo afuera de la Copa Argentina. En declaraciones a “Río Negro”, los protagonistas coincidieron en destacar el esfuerzo y en valorar la experiencia de enfrentarse al último campeón del fútbol argentino. A su vez, se enfocaron ya en lo que viene: defender la punta del Torneo Federal A.

“Tratamos, con nuestras armas, estar a la altura. Por momento lo logramos en el primer tiempo. En el segundo nos apretaron un poquito más arriba y no tuvimos la tranquilidad para manejar cada pelota”, dijo el entrenador, Gustavo Coronel, que remarcó que Independiente “dejó claro que es un equipo limpio para jugar”, más allá de verse superado por un rival de mayor jerarquía.

“En algún momento es obvio que se nota la diferencia de categoría. Pero, ¿para qué cambiar la forma de jugar? Es un partido que nos cae en el medio del campeonato de Federal A, que estamos en la punta”, añadió el técnico, que sostuvo que si el equipo hubiera arriesgado más, la derrota podría haber sido por una diferencia más grande.

Coronel dijo que Racing es un equipo que juega de la misma manera los 90 minutos. “Nosotros, por la categoría en la que estamos jugando, tenemos períodos de buen fútbol pero te cuesta mantenerlo en los 90 minutos”, señaló y dijo que ahora hay que pensar en recuperar a la mayoría de los jugadores e ir a defender la punta a Ferro de Pico, “que va a ser un rival difícil, duro”. Algunos jugadores quedaron doloridos por el “desgaste y la seguidilla” de partidos. “Pero bueno, fue histórico este partido” ante Racing, dijo.

Orlando Porra remarcó que fue “una experiencia linda, por jugar a otro nivel” y sostuvo que Racing fue un “justo merecedor” del triunfo. “Cuando hicieron los goles ahí nos dejaron manejar un poco la pelota y se pudo ver un poco de lo que podemos hacer. Pero el partido lo manejaron ellos. Pese a la derrota lo disfrutamos mucho”, aseguró Lalo.

A la hora de señalar las diferencias, los jugadores dijeron que la pelota es distinta y la cancha más rápida. “Se nos complicó mucho pero se hizo lo que se pudo”, señaló Porra, para quien los jugadores de Racing “están a otro nivel y se siente mucho”.

“Es una cancha ancha, juegan a un ritmo distinto al nuestro. Lo sufrimos en ese punto. La diferencia de categoría se nota en el ritmo, la técnica y en los movimientos. Son profesionales al máximo y lo demostraron”, dijo Lalo, que con una sonrisa señaló que el arco de Sebastián Saja “estaba muy lejos. Con el resultado definido nos dejaron jugar un poquito y tirarle algún tirito”.

Leandro Teijo, uno de los puntos más altos del equipo, puntualizó que la diferencia de categoría se nota en que Racing tiene “mucha dinámica. Te tocan de primera y te hacen correr para todos lados”. De los futbolistas de Racing, destacó el nivel de Milito: “Es un líder, se nota. Es distinto, en el orden, cómo habla, los movimientos que tiene sin pelota, todo eso marca mucho la diferencia”. Por sobre todo, destacó que el partido sirvió “para ver dónde está parado” Independiente. “Pese a que perdimos sirve para aprender mucho”, acotó.

Hugo Hernández consideró que el Independiente hizo “un buen partido, bien planteado” y lamentó que no pudieron “aguantarlo”. El arquero Nicolás Peralta dijo que fue un “muy lindo partido” y se quedó con la actitud del equipo: “Fuimos serios, responsables”.

Copa Argentina


Comentarios


Un regreso sin caras largas