Un resultado que no asegura nada

River derrotó al Cali con un golazo de Sambueza. Pálido partido en Núñez.



Fue un triunfo con sabor a po-co, tanto en la producción como en el resultado final. River no mostró su mejor versión y por eso sólo ganó 1 a 0, con un gran gol del zapalino Rubens Sambueza.

Sólo de a ratos River pudo despegarse de la fría noche que acechó ayer en el Monumental. Apenas cuando aparecieron "Lucho· González o Marcelo Gallardo, conductor intermitente, los millonarios insinuaron algo más. Acaso contagiado por el entusiasmo del público, en los primeros minutos el local estuvo muy acelerado y volcó repetidas veces el juego sobre la derecha. Los colombianos esperaban apiñados en defensa, dejando a Carlos Castillo en la mitad de la cancha para el contraataque. Los de Astrada entonces disponían de todo el terreno para atacar, aunque no encontraban nunca la forma de quebrar la ordenada defensa rival. Cada vez que River atacaba por la izquierda, Sambueza aparecía con libertad. Pero el zurdo, tímido, no se atrevía a mostrar su juego. Sólo tiraba centros. Hasta que sobre los 20 minutos, el zapalino se animó. Arrancó como número diez, encaró en diagonal hacia el medio y, desde 30 metros remató, sacó un remate rasante que se metió junto al palo izquierdo del arquero Breiner Castillo. Golazo.

A pesar de la ventaja, Cali siguió manteniendo su estructura defensiva, sin salirse del libreto. Irse derrotado por la mínima diferencia seguía siendo negocio para los colombianos. Y River siguió sin encontrar los espacios.

"Maxi" López puso empeño pero no tuvo claridad y en la única que quedó posición de gol no pudo convertir porque Breiner Castillo desvió su tiro.

Cavenaghi y el rubio no lograban sincronizar en ataque, lo que redujo aún más los espacios. Gallardo y González hacían lento el juego y carecían de ideas. Sambueza recibía con libertad sobre la izquierda, pero sus compañeros no lo hacían participar.

Ante la falta de lucidez de los creativos y la incomodidad de los delanteros, Mascherano se cargó

el equipo. A caballo de su gran despliegue River sostuvo la victoria. El volante central se multiplicó y terminó siendo la figura del partido. Mascherano arrancaba en en el medio y se lanzaba al ataque ante la escasa desmarcación de sus compañeros. Y estuvo cerca de convertir en un par de remates, apenas desvidos. El gol hubiese coronado su gran partido.

En los últimos veinte, River intentó aumentar. De la mano de Ameli, fue al ataque con más empuje que claridad. Pero el final dejó la sensación de un triunfo tibio. Escaso en goles y opaco en el funcionamiento. Sobre todo de cara a la batalla de Colombia.

Juan Ignacio Pereyra (

ABA

)

Ameli: "Había que ganar y se logró"

Horacio Ameli fue muy claro a la hora de las palabras. Destacó que el primer objetivo se cumplió. "Había que ganar y se logró", apuntó el que fue una las figuras que tuvo River en el triunfo frente a Deportivo Cali, por los cuartos de final de la Copa Libertadores.

El defensor señaló que "el resultado puede aparecer como escaso, pero nos encontramos con un rival que metió mucho y nunca perdió su estilo".

"El primer objetivo se cumplió. Había que ganar y se logró. El Cali es más difícil jugando de visitante que en condición de local, por lo que le doy mucho valor a esta victoria", comentó el "Coco".

Por su parte, Leonardo Astrda comentó: "Quedé conforme. River jugó bien, con actitud. Creó muchas situaciones de gol y convirtió en el momento justo". Astrada reconoció que la diferencia no fue la óptima de cara a la revancha que se jugará el próximo miércoles en Cali. "Todo entrenador quisiera una ventaja más abultada. En esta serie no hay nada definido".

Nota asociada: Boca: La solidez de siempre y la 'semi' cerca de los dedos  

Nota asociada: Boca: La solidez de siempre y la 'semi' cerca de los dedos  


Comentarios


Un resultado que no asegura nada