Un revés y un respiro judicial para Menem

Está más comprometido en la causa por sus cuentas en Suiza. Por los DNI, suspendieron su indagatoria.



El ex presidente Carlos Menem sufrió ayer un nuevo revés judicial porque la Cámara Federal avaló un testimonio que lo complicó en la causa por cuentas secretas en Suiza, aunque logró un respiro con la suspensión de su indagatoria en otra pesquisa sobre irregularidades en un contrato con la empresa Siemens.

En este último caso, la medida del juez federal Jorge Ballestero alcanzó al ex Presidente y a su ex ministro del Interior Carlos Corach, entre otros, quienes estaban citados a declaración indagatoria la semana próxima por presunta defraudación a la administración pública, en la licitación para la confección de DNI.

Prófugo en Chile de la justicia argentina y con dos pedidos de captura internacional en su contra, Menem intentó sin éxito mediante sus abogados invalidar la declaración que el juez federal Norberto Oyarbide tomó en Suiza al periodista Juan Gasparini. En estos dichos, que ayer la Cámara Federal consideró válidos, Gasparini complicó la situación del ex Presidente en la causa por supuestas cuentas secretas en Suiza, basado en distintas investigaciones periodísticas.

La defensa de Menem cuestionó al testigo porque el ex presidente vio "imposibilitado el derecho de participar y controlar el acto mencionado", afirmó su abogado Alejandro Novak.

En una resolución de tres carillas, los camaristas Horacio Cattani, Eduardo Luraschi y Martín Irurzun, confirmaron la resolución de Oyarbide, quien ya había rechazado esa pretensión de Menem hecha "previamente a quedar en situación de rebeldía", remarcaron.

Los camaristas destacaron que el testimonio fue tomado en la sede de la embajada argentina en Suiza, previa autorización de la ley interna del país europeo y con la presencia de una funcionaria de la Oficina Federal de Justicia local. "No se advierte cuál es el perjuicio que persigue subsanar mediante la declaración de nulidad postulada", dijeron los jueces.

También afirmaron que la defensa del ex Jefe del Estado "no presentó ninguna objeción a la decisión del instructor (Oyarbide) de recibir testimonio en forma personal, ni tampoco ofreció algún pliego de preguntas con el objeto de que se interrogue al testigo Gasparini sobre algún punto que le resulte de interés".

Cuando el 19 de diciembre último, la Cámara ordenó procesar a Menem por "omisión maliciosa" por no declarar una cuenta en Suiza por 600 mil dólares, remarcó al juez Oyarbide que no debía "perder de vista la relación que se atribuye, en distintos grados, a Menem con eventuales giros de dinero en las causas conocidas como AMIA y de las armas" lo instó a mantenerse informad.

Esta causa derivó en el primer pedido de captura internacional en su contra, al que luego se sumó otro del juez Jorge Urso en una causa por supuesto pago de sobreprecios en la construcción de dos cárceles.

Ballestero investiga otra polémica causa contra Menem, la intenta averiguar si hubo irregularidades en la adjudicación a la empresa Siemens de la confección de documentos nacionales de identidad, algo que luego se anuló en el gobierno de Fernando de la Rúa. El juez suspendió las indagatorias de Menem y Corach por planteos procesales de otro imputado, Aldo Carreras, ex subsecretario de Población de la administración menemista. Según fuentes judiciales, el magistrado "suspendió las indagatorias y formó los respectivos incidentes" y esperará ver qué resultado tienen antes de volver a fijar nuevas fechas para las indagatorias.


Comentarios


Un revés y un respiro judicial para Menem