Un rival que no estaba en los planes

Las lesiones tienen a maltraer a los atletas argentinos. Krukower, dolida por su baja.



La yudoca Daniela Krukower confesó entre sollozos que ayer le “dolió más” la eliminación de los Juegos Olímpicos que la lesión que sufrió en el hombro derecho y le impidió participar, al menos, por la medalla de bronce.

La porteña, actual campeona mundial, perdió la posibilidad de acceder a la final olímpica por la medalla de oro de yudo al perder ante la japonesa Ayumi Tanimoto por ippón, en semifinales.

La baja de Krukower no fue la única que sufrió ayer la delegación argentina, ya que también se bajaron el tenista Agustín Calleri, el pesista Darío Lecman y la atleta Jennifer Dahlgren. (Ver aparte).

“Me saqué el hombro derecho de lugar, pero por suerte un médico japonés que atendía a mi rival me lo colocó rápidamente en su lugar”, comentó Krukower con la voz entrecortada por el llanto.

Pero la derrota de la argentina fue más determinante aún porque la lesión en el hombro que obligó a retirarla en camilla del tatami no le permitió participar de la siguiente instancia por la medalla de bronce.

“Me tocaron series difíciles porque previamente tuve que competir contra la quinta y la séptima del mundo, pero para ser buena hay que ganarles a las buenas, como hice en el mundial”, expresó.

“Aunque en este momento n tengo que hacerles reproches a nadie. Mi gran dolor es haber quedado fuera del podio, que era mi sueño. Siento un gran dolor por eso”, completó la yudoca de 29 años.

La otra frustración de la jornada en yudo fue la deserción, también por lesión, del argentino Ariel Sganga, quien no pudo participar en el repechaje de la categoría hasta 81 kilos por un desgarro que sufrió en el isquiotibial derecho.

Cruzaba la calle y se esguinzó

La atleta Jennifer Dahlgren se lesionó ayer al cruzar una calle, informó el jefe de la delegación argentina en los Juegos de Atenas, Mario Moccia.

“Ella sufrió un esguince en el tobillo al cruzar una calle, fue insólito”, comentó Moccia, quien expresó la esperanza de que Dahlgren se recupere a tiempo de disputar una medalla olímpica en el torneo de lanzamiento de martillo, que comenzará el martes.

La atleta de 20 años, quien integra el club Ferro Carril Oeste, es la recordista sudamericana en lanzamiento de martillo y una de las dos representantes de Argentina en esa modalidad, junto con Erika Melian.


Comentarios


Un rival que no estaba en los planes