¿Un salto al vacío?

Michel Gondry, director de “Eterno resplandor de una mente sin recuerdos”, se mete en Hollywood.



#

El cineasta francés Michel Gondry tiene fama de cautivar a cinéfilos intelectuales con películas suyas como “Eterno resplandor de una mente sin recuerdos” y “Be Kind Rewind”. Pero sólo para contradecir esa fama, ayer estrenó su primera superproducción de Hollywood “El avispón verde”. Y para que no queden dudas, afirma: “No soy un intelectual”. “Tengo el complejo de que no he leído lo suficiente, así que cuando la gente dice que soy un director intelectual, me río. Yo no soy así en absoluto”, dijo Gondry, en la entrevista que dio dentro de un trailer en el estudio Sony en Los Ángeles, donde habló de su primer filme de gran estudio. “El avispón verde” es la adaptación en 108 minutos del personaje de televisión, que llega al cine sin escatimar en efectos especiales con el protagónico de Seth Rogen, el actor canadiense de moda después de haber escrito y protagonizado comedias como “Superbad” (2007) y “Pineapple Express” (2008) que lo transformaron en una estrella del humor americano joven. “Siempre me han gustado las grandes películas para el gran público. A mí no me enloquecen las cintas cuando los personajes son demasiado serios o presuntuosos. Me gustan las películas populares, como ‘Volver al futuro’, me gusta Bill Murray, Monty Python”, reveló el cineasta de 47 años. Su carrera detrás de las cámaras empezó en el mundo de los videos musicales donde llegó a inventar técnicas de filmación en los trabajos que hizo para la cantante islandesa Björk con los videos de los temas “Human Behaviour” o “Army of Me”. Pero después de una carrera llevando a cabo proyectos personales, entre ellos, “The Science of Sleep” (2006) con el mexicano Gael García Bernal y la actriz francesa Charlotte Gainsbourg, Gondry recalcó que quería probar cómo era aquello de hacer una cinta cuyo presupuesto estimado es de 90 millones de dólares. “Yo quería hacer una película de acción, pero de acción con comedia”, aclaró. “Tengo una larga historia con este proyecto (“El avispón verde”), porque estuve trabajando el guión con el guionista hace unos años. Por lo tanto yo estoy desde el principio de esta nueva versión”, contó a la AFP tras agregar que en algún momento pensaron en dirigirla Kevin Smith y George Clooney. El cineasta no conocía a Rogen, de 28 años, cuando su nombre llegó al proyecto y fue entonces cuando vio lo que había hecho hasta ahora: comedias para jóvenes supertaquilleras. “Vi algo muy atractivo en estas películas, y pensé que podía ser una buena base: Seth, el guión, trabajar con él esta cinta”. En la película, el personaje de Rogen, Britt Reid, es un niño rico de Los Angeles, hijo de un magnate de medios que muere misteriosamente, por lo que como heredero se interesa en combatir el crimen de la mano uno de los empleados más geniales de su padre, Kato, interpretado por la estrella pop taiwanesa Jay Chou. El villano de la trama lo encarna el alemán, Christoph Waltz, ganador del Oscar en 2010 por su papel en “Bastardos sin gloria”, y la musa del protagonista es Cameron Diaz. El verdadero superhéroe es un automóvil con poderes especiales. “Yo aporté mi visión del auto, de las situaciones, tuve cierto espacio en la historia para hacer algo más personal, para asegurarme de que tenía cabida para expresarme”, recalcó el director. Entre las diferencias que Gondry enumeró de hacer una megaproducción y una independiente, “es que tienes tiempo para hacer que las escenas funcionen a cada rato (…) y luego está la edición, donde tienes que tomar un montón de decisiones y tienes un montón de gente dando opiniones, pero yo soy flexible”, reconoció Gondry. El cineasta que vive entre Los Ángeles y Brooklyn, dijo que por ahora no tiene “ningún proyecto grande, pero muchos pequeños”, dijo Gondry. Al ser consultado sobre si lee las críticas, dijo: “Me gustaría poder decir que no, pero sí”. “No es necesariamente agradable. Yo siempre tengo la esperanza de que me van a entender y perdonar, y a veces me siento herido, pero esta película es un trabajo en equipo que no se sentirá tan personal si a la gente no le gusta”, concedió el director del ‘clásico’ “Eterno resplandor de una mente sin recuerdos” (2004), el papel preferido de su protagonista Kate Winslet, según ha dicho.

Respetado por sus películas, el francés se tentó con los grandes presupuestos de la meca del cine.


Comentarios


¿Un salto al vacío?