Un ser vivo con células de la piel

Investigadores chinos lograron crear 31 ratones. Lo hicieron a partir de células de la dermis.



Un ser vivo a partir de las células de la piel. Así de sencillo y de complicado a la vez. Dos grupos de investigadores chinos han demostrado, por primera vez y de forma contundente, que las células adultas reprogramadas, en este caso las procedentes de la dermis de ratones, pueden dar lugar a organismos vivos. Lograron “dar a luz” a 31 roedores.

Hasta ahora, las células inducidas o iPS (por sus siglas en inglés) habían demostrado su potencialidad a la hora de generar tejidos cardiacos o neuronas pero nunca se había probado su papel en la creación de seres vivos.

Las nuevas evidencias científicas suponen, por tanto, un paso más allá. “Es la prueba más importante y contundente de la pluripotencialidad de estas células”, subraya al diario “El Mundo” Carlos Simón, director científico del Instituto Valenciano de Infertilidad .

El trabajo de Qi Zhou y su equipo, procedentes entre otros centros de la Academia China de las Ciencias, probablemente será de los que pasen a la historia. Como queda reflejado en la prestigiosa revista “Nature”, estos expertos tomaron células de la piel de ratones -fibroblastos- y les inyectaron cuatro genes necesarios para su reprogramación a un estadio más básico, similar al de las células embrionarias.

En total, se obtuvieron 37 líneas de células madre inducidas o reprogramadas que expresaron su pluripotencialidad “in vitro”, en el laboratorio. Es decir, mostraron su capacidad para convertirse en cualquier otra célula.

Problemas éticos

La ética en torno a este tipo de procesos también muestra su habitual omnipresencia. Es cierto que la técnica no parte de embriones con masa interna y externa pero sí es capaz de crearlos, lo que despierta voces en contra. “Ahora tenemos una tecnología eficaz en la que cualquiera, joven o mayor, fértil o infértil, heterosexual u homosexual, puede transferir sus genes. Para ello, sólo hacen falta unas cuantas células de la piel. Esto acelera al presente la era de los bebés a la carta”, indicó Robert Lanza, jefe científico de Advanced Cell Technology.

Aunque todavía quedan pasos por dar, Lanza apunta que “no hay razón biológica por la que no vaya a funcionar en humanos”. “Debido a que las células son inmortales, se pueden cultivar y ser distribuidas por todo el mundo. Cualquier pareja puede ir a una clínica de fecundación ´in vitro´ y tener un hijo que sea, por ejemplo, mitad de Albert Einstein y de Brad Pitr”. Para este experto, esta clase de uso o abuso de la técnica está completamente injustificado: “Utilizar esta tecnología con fines reproductivos sería una irresponsabilidad ética y científica”. (Fuente: El Mundo)


Comentarios


Un ser vivo con células de la piel