Un severo examen para una selección con varios cambios

Bielsa mantiene la incógnita de si juega con Cruz o Palermo. Para los chilenos, el encuentro es vital para sus aspiraciones.

SANTIAGO, Chile (DyN, enviado especial) - Argentina y Chile, un clásico en el fútbol sudamericano, tendrá hoy una nueva edición, con el partido que inaugurará la segunda rueda de las Eliminatorias que llevarán al Mundial de 2010.

Será el choque entre el apremiado y el que en su marcha rauda hacia la clasificación debe optimizar su nivel. Chile, séptimo en la tabla intentará revitalizar el comprometido ciclo que encabeza Nelson Acosta, ya que una derrota sería capaz de generar un temblor futbolístico de escala inquietante.

Argentina, cómodo líder, tanto que su clasificación aparece como un hecho a pesar de que este cotejo corresponde recién a la primera fecha de los desquites, arrancará esta nueva etapa con la necesidad de optimizar su nivel, aunque con un equipo con muchas variantes en lo que ha sido su formación habitual.

Se da una curiosidad en este encuentro ya que por un lado ambos gobiernos tienen interés y expresaron la voluntad de asociarse para organizar el Mundial de 2010, autoridades municipales, de la Asociación Nacional de Fútbol y los Carabineros catalogaron a este partido como de "alto riesgo".

Es que todavía parecen recientes los escandalosos incidentes ocurridos durante el inconcluso match por la Copa Davis, cuando el público chileno arrojó sobre los tenistas argentinos y sus allegados proyectiles de las más diversas formas y tamaños.

Pero llega la hora del fútbol y Chile acude a la cita con uno de sus jugadores estelares, Marcelo Salas, quien completará la poderosa fórmula ofensiva con el experimentado y aguerrido Zamorano. Y en ellos se basan las esperanzas de los locales para imponerse a un rival que, como se dice en el ambiente, los tiene de hijos.

Argentina perdió para este partido a jugadores trascendentes como Simeone (suspendido), Claudio López, Zanetti, Gallardo, Crespo (lesionados) y Batistuta (afectado por una faringitis con excesiva temperatura), pero está en condiciones de disimular esas bajas.

La única duda es la plaza de delantero central. Hay quienes dicen que el entrenador se decidirá hoy por Julio Cruz, pero en las últimas horas se habló -la prensa hizo también su "operación"- en favor de Martín Palermo.

Más allá de que el conductor argentino se haya tomado su tiempo para decidir, es evidente que optó por una formación con mucho ritmo y capacidad para recuperar la pelota.

Argentina recurrirá a otros nombres, pero será otra formación típica de Bielsa. Veremos cómo le va.

Ayala quiere verse en el Mundial

BUENOS AIRES (DyN) - Meterse en el mundial de Japón y Corea "cuanto antes" es la idea fija de Roberto Ayala, quien hoy llevará con orgullo el brazalete de capitán del seleccionado.

"Acá la tabla no juega. Ellos quieren ganar para salir de esta crisis y nosotros queremos ganar para estar más cerca todavía de la clasificación. A nosotros lo que nos tiene que volver locos es estar en el mundial cuanto antes", subrayó Ayala, con la misma claridad que maneja la defensa argentina.

Al referirse a la capacidad del seleccionado, el zaguero aclaró que de ninguna manera las ausencias inevitables servirán como excusas si el resultado ante los chilenos fuera el indeseado. "Nos faltan jugadores por lesiones o suspensiones, pero Bielsa tiene más opciones. Las ausencias no sirven como excusas porque tenemos muchos jugadores que pueden responder a la exigencia del técnico. Tenemos que poner a Argentina cuanto antes en el mundial", insistió.

Ayala elogió la actitud y la aptitud de Martín Palermo, quien resultó convocado esta vez como consecuencia de la faringitis que afecta a Batistuta y de la lesión muscular que tiene Crespo.

"La convocatoria de Palermo es positiva. Está sano y es un delantero peligroso. Hay que apoyarlo porque tiene mucha carisma y mucha personalidad. Si está acá es porque se trata de un jugador importante", opinó.

A pesar de su apuro por clasificarse, el líbero aceptó que un empate ante los chilenos también puede llegar a ser positivo.

Zamorano: "Sólo vale ganar"

SANTIAGO (Télam, enviado especial) - Iván Zamorano aseguró que están obligados a conseguir hoy un triunfo porque en caso contrario quedarían muy lejos de su objetivo de clasificarse para el Mundial del 2002.

"Es el partido que tenemos que ganar sí o sí porque si no ya casi nos despedimos del Mundial", dijo el goleador chileno.

"Además se nos presenta una oportunidad única para conseguir la victoria, ya que Argentina no viene con todo su potencial, lo que es beneficioso para nosotros, pero igualmente hay que respetarla porque jugarán todas figuras", agregó Zamorano.

Al consultarlo acerca de si es una gran presión el hecho de que Chile nunca haya logrado un triunfo oficial ante Argentina, confesó que "más que la historia, nos interesan los tres puntos para poder seguir en carrera".

"Una victoria ante Argentina, además de llevar nuestro ánimo a las nubes, nos pondría de vuelta en carrera porque quedan 24 puntos en juego y quedaríamos cerca de los seleccionados que están luchando por los primeros puestos de la tabla", indicó "Bam-Bam".

Y luego agregó: "Sentimos muchas ganas de ganar además porque todavía tenemos guardado la caída por 4-1 de la otra vez y queremos vengarnos".

Precisamente, con respecto a ese cotejo, Zamorano enfatizó que en aquel partido jugado en el Monumental "Chile salió a atacar y se comió cuatro".


Comentarios


Un severo examen para una selección con varios cambios