Un sistema para agilizar la adopción de chicos





Actualizado a las 12:58

BUENOS AIRES (DyN) – El Gobierno puso en marcha ayer el registro único nacional de adopciones, con el objetivo de dar «transparencia y celeridad» a la tramitación para obtener la guarda y tenencia de menores, que actualmente demanda un promedio de entre tres y cinco años.

El presidente Néstor Kirchner firmó la reglamentación del decreto 383 para habilitar el inicio de este nuevo instrumento que, según aseguró el ministro de Justicia, Horacio Rosatti, «ayudará a terminar con situaciones de arbitrariedad» en la adopción de menores. En el registro figurará una nómina de personas dispuestas a la guarda o adopción de menores que fueron admitidas porque reúnen los requisitos exigidos por la legislación, y otra de los aspirantes rechazados, donde figurarán los motivos y las posibilidad de subsanar estas causales.

También habrá un listado de menores en guarda y pasibles de ser entregados en adopción y una última de chicos que ya fueron entregados, según informó el ministro de Justicia durante una conferencia brindada en Casa Rosada. «Este registro pretende garantizar simplicidad, transparencia, privacidad, certeza y confianza en la base de datos en un tema tan importante y sensible», destacó Rosatti. También resaltó que «se trata de evitar la peregrinación que muchas veces se ve en personas que quieren adoptar o tener en guarda a un menor y van deambulando de provincia en provincia». Rosatti admitió que el Estado desconoce la cantidad de familias con deseo de adoptar a un chico y también el número exacto de menores sin padres y consideró que esa falencia se subsanará con esta base de datos a crear.

El ministro estimó, además, que actualmente los trámites para la adopción «duran en promedio entre 3 y 5 años». Distintas fuentes consultadas por DyN indicaron que sólo en la Capital Federal existe un registro que cuenta con un promedio de 380 postulantes a adoptar que cada año se inscriben a la espera de lograr el sueño del hijo que formalice la familia. Sin embargo, sólo 30 niños de entre 0 y 6 años son incorporados a las bases de datos que existen en la Capital cada 12 meses, al tiempo que no menos de 800 que tienen más de esa edad aguardan la adopción.

En el resto del país la información está muy fragmentada, debido a que -por un lado- los postulantes se anotan en los registros locales de adoptantes pese a no vivir en el distrito y -por otro- funcionan canales «informales» que gestionan la localización de niños pasibles de ser adoptados y de adultos con vocación de sumar un integrante a la familia.

Al respecto, el jefe de Gabinete de la Secretaría de Gestión y Articulación Institucional del Ministerio de Desarrollo Social, Pablo Villegas, remarcó que el registro busca «transparentar, agilizar y economizar el largo caminar que tienen las familias en su búsqueda por adoptar un chico». También invitó a las provincias a sumarse al proyecto y destacó que «el desafío es contar, en el futuro, con una legislación única de Protección Integral de Niñez, Adolescencia y Familia».

La ministro de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, estuvo presente en la reunión de firma del decreto por parte del jefe de Estado, pero no asistió a la conferencia de prensa posterior donde se anunció la medida. En diálogo con DyN, Villegas precisó que la intención del registro es «evitar la judicialización» de los menores y «acortar la discrecionalidad amplia que existía hoy tanto en los juzgados de familia, como en los registros provinciales y las instituciones no gubernamentales». El funcionario precisó que con la puesta en marcha del registro, las provincias deberán informar su explícita adhesión al nuevo régimen y deberá transferir las bases de datos.


Comentarios


Un sistema para agilizar la adopción de chicos