“Un tema pendiente: personas que lavan coches”



El tema de las personas que lavan coches tuvo y aún tiene su correlato presupuestario. El Presupuesto General de Gastos y Cálculo de Recursos del municipio de Neuquén correspondiente al 2010, con sus objetivos y metas, es un buen parámetro para examinar lo que allí se plasmaba y lo que realmente se cumplió al vencimiento de dicho período, pues se encuentra auditado por la Sindicatura Municipal. Dentro de la Subsecretaría de Gestión Ciudadana, dependiente de la Secretaría de Desarrollo Local, existía un subprograma denominado “Lavacoches”. Su objetivo para ese año era el de “implementar políticas públicas destinadas a las personas que lavan/cuidan coches en la vía pública, desde la perspectiva de la ciudadanía, buscando respuestas a las necesidades –sobre todo las más acuciantes– en clave de derechos –y no de asistencialismo– y en clave de integración –y no de confinamiento o guetificación–”. Una de las metas que en cierta manera sintetizaba las demás era “lograr para el 2010 dar respuesta en el campo educativo (inclusión educativa, capacitaciones, alfabetización), laboral (oportunidades laborales) y asistencial (problemáticas sociales) a un 30% de la población de 337 lavacoches relevada”. Para los años 2011 y 2012 la meta (no cumplida) era abarcar al 60% de la población de personas que lavan coches, que obviamente ya son más. ¿Qué pasó? En la ejecución de objetivos y metas del ejercicio 2010 encontramos la respuesta, cuya síntesis, apelando a cuestiones de espacio, es la siguiente: 1) Inclusión educativa. “Se realizó un relevamiento y propuesta educativa a menores de edad y analfabetos trabajando juntamente con el Programa Nacional de Alfabetización. Como resultado 12 personas se beneficiarían con una beca para estudiar y dejarían la actividad de lavado de autos. De los 25 en situación de analfabetos, uno dejó la actividad, seis aceptaron alfabetizarse, siete no aceptaron la propuesta de alfabetización, a siete no se los encontró en sus lugares habituales y cuatro no concurren regularmente a lavar coches. De los seis que aceptaron capacitarse, dos fueron destinados al centro de alfabetización del Parque Industrial y cuatro a Cuenca XV. Los cursos de alfabetización no tuvieron continuidad por lo que no se obtuvo ningún resultado”. 2) Inclusión laboral. Durante el 2010 se realizaron las siguientes capacitaciones: • Albañilería. “Sobre un total de 14 inscriptos, el primer día asistieron cinco y ninguno finalizó la capacitación. Las causas, según lo informado por los operadores, se basaron en la lejanía del lugar de capacitación (barrio Villa Farrel) y por tener Libreta Fondo de Desempleo (éstos no podían realizar el curso), entre otras”. • Apicultura. “Sobre un total de tres inscriptos, uno nunca asistió, otro concurrió sólo el primer día e informó que no le interesaba porque no podía aplicarlo y el tercer participante concurrió a dos encuentros y dejó de asistir cuando comenzaría la práctica”. • Playeros de estaciones de servicios. “Capacitación planificada por la Dirección Municipal de Empleo. Hubo 12 inscriptos. No se ejecutó por no haberse autorizado el gasto”. No se implementaron los convenios para capacitación con CALF, Uocra y la Federación de Empleados Municipales. 3) Asistencia social. Se gestionaron beneficios que la problemática requería, restableciendo derechos vulnerados (trabajo, educación, salud y vivienda, entre otros). El control en la vía pública tenía como objetivo “dialogar con los lavacoches que reservaban espacios para sus clientes con tachos y conos para que reviertan su actitud”. “Asimismo se dialogó con los vecinos de las calles donde se lavan autos para evitar que brinden agua a nuevos lavacoches”. El mal diseño de las políticas públicas genera daños irreparables en el tejido social. Néstor Andrés D. Podio DNI 10.701.872 Neuquén

Néstor Andrés D. Podio, DNI 10.701.872 Neuquén


Comentarios


“Un tema pendiente: personas que lavan coches”