Un temporal dejó sin luz ni agua al norte neuquino

Diez mil usuarios tuvieron problemas por más de 9 horas.





CHOS MALAL (ACHM).- Los pobladores del norte neuquino padecieron ayer un corte de luz que se produjo a las 4,20 de la madrugada y se extendió hasta pasado el mediodía: los problemas se registraron en la línea de 132 kw entre Filo Morado y Chos Malal dejando sin energía a unos 10 mil usuarios.

Además de la falta de luz, la intensa lluvia que siguió al viento del día domingo generó inconvenientes con la provisión de agua potable.

Durante la mañana la planta del EPAS no bombeó por falta de luz, pero durante la tarde la turbidez del río impedía continuar con el bombeo, por lo que se solicitaba a los vecinos restringir el uso del agua hasta tanto se solucionaron los problemas.

Al corte de energía que se produjo el domingo por espacio de 6 horas, se sumó en la jornada de ayer otro nuevo corte en el suministro, que dejó sin el vital elemento a unos 10 mil usuarios de Chos Malal y toda la zona norte por espacio de casi 9 horas.

El corte se produjo por un inconvenientes en la línea de 132 kw entre Filo Morado y Chos Malal, más precisamente a la altura del paraje Auquinco, un lugar que se encuentra expuesto al viento y donde, se estima, las ráfagas superaron los 140 kilómetros por hora.

El problema técnico se denomina "cuello muerto", que es donde se une una línea a otra para dar continuidad al fluido.

Según un parte dado a conocer por el subgerente de Zapala César Cedrón "el corte se produjo alrededor de las 4,20 horas" y "no se disponía de una indicación de la localización aproximada del inconveniente".

En Chos Malal se generó electricidad mediante la reserva fría, para mantener con el servicio de energía al hospital, los bancos, las fuerzas de seguridad y algunos organismos que se encuentran dentro de la línea.

Los empleados del EPEN trabajaron además en solucionar los problemas a los vecinos en unas 200 bajadas domiciliarias que resultaron dañadas por las ráfagas de viento.

La falta de luz y agua, sumada a las adversas condiciones climáticas, hizo que algunos establecimientos educativos de Chos Malal decidieran paralizar las clases.

 

Peligro

 

También los empleados municipales y personal de Bosques tuvieron arduo trabajo en la extracción de ejemplares cuyo estado representaba peligro para los frentistas y transeúntes, como así también en despejar la vía pública de aquellos que cayeron y que obstaculizaban el tránsito vehicular.

Los trabajos consistieron básicamente en extraer ejemplares en distintos puntos de la ciudad que habían quedado endebles como consecuencia del fuerte viento y que corrían riesgo de caer y generar problemas en viviendas particulares, o bien en ocasionales peatones o automovilistas que pasaran por el sector.

Los árboles caídos fueron cortados con motosierras para despejar las arterias que quedaban obstaculizadas con la caída de los mismos.

De acuerdo a los informes del Servicio Meteorológico Nacional, las lluvias, nevadas y vientos continuarán durante gran parte de esta semana.


Comentarios


Un temporal dejó sin luz ni agua al norte neuquino