Un tesoro incalculable en el mar español

Buscan proteger las fortunas de barcos hundidos hace siglos.

Un tesoro de incalculable valor yace en los fondos marinos de España. Los más osados cifran en hasta 156 mil millones de dólares, lo que, de venderse, podría obtenerse por las toneladas de monedas, oro, plata, porcelana y otros enseres que atesoran en sus entrañas los cientos de pecios hundidos frente a las costas españolas. Para otros, el valor es inestimable: el patrimonio histórico español no tiene precio. Y ha de protegerse, alegan.

El caso de la empresa norteamericana Odyssey, de la que las autoridades españolas sospechan que se ha adueñado de uno de estos tesoros subacuáticos y lo ha trasladado a Estados Unidos, ha saltado a los titulares de la prensa y ha hecho que los españoles descubran de repente que su patrimonio histórico arqueológico no sólo se encuentra en yacimientos romanos como los de Mérida o en lugares árabes como La Alhambra de Granada.

España, otrora gran imperio colonial, cuenta frente a sus costas con un rico patrimonio arqueológico subacuático procedente de ese pe

ríodo histórico. Expertos aseguran que es el país con más riqueza patrimonial marítima del mundo. Y muchos españoles se acaban de enterar de ello por el caso de Odyssey, que además ha dejado patente otra cosa: lo escasamente protegida que está esa riqueza.

En la zona del Atlántico entre la frontera portuguesa del río Guadiana hasta Tarifa, de donde se sospecha que Odyssey se ha llevado un tesoro, se calcula que hay centenares de barcos españoles hundidos, muchos de ellos cargados con valiosas mercancías de la época colonial.

Y es que, desde el comienzo del siglo XVI y hasta el XIX, esa fue una de las zonas del mundo que más idas y venidas de barcos registró, con el establecimiento de la Casa de Contratación en 1503 en Sevilla y su traslado en 1717 a Cádiz. En el total de las aguas españolas podría haber más de 1.200 barcos que naufragaron en la época colonial.

De ser ciertas las sospechas de no pocos expertos y del Gobierno español, que investiga la procedencia del tesoro que Odyssey trasladó a Estados Unidos, la empresa norteamericana se habría quedado con medio millón de monedas de oro y plata españolas valoradas en 370 millones de euros. Y lo habría hecho con una gran facilidad.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora