Un vestuario hecho a la medida




La ropa es un elemento clave de la serie. Las fanáticas lo saben. Y lo disfrutaron en cada episodio, con el interminable guardarropa de Carrie. Y esta vez no será distinto.

Sarah Jessica Parker se aseguró la primera fila en todos los desfiles de los mejores diseñadores durante la Semana de la Moda de Nueva York y eligió más de 80 modelos diferentes, todos ellos de la colección 2008.

"Nos prestaban la ropa por unas horas y cuando terminaba la escena una persona de Yves Saint Laurent me sacaba el vestido y se lo llevaba a la tienda", comentó la actriz, que además produjo la serie.

Los planes para hacer una versión cinematográfica surgieron de inmediato tras el fin de la serie. Sin embargo, Cattrall se rehusó a hacer el filme y aceptó luego tras largas negociaciones.

"Terminamos la serie de tan buena forma que no quería arruinar esa imagen. Además, si decidíamos volver a hacerlo, el tema del dinero era importante", agregó la actriz. Por su parte, Nixon, una aclamada actriz teatral, reconoció que extrañaba al personaje de Miranda. "Extrañaba a los personajes, a las actrices, a los colegas del set de producción, el día a día de la serie", confesó.


Comentarios


Un vestuario hecho a la medida