Un vínculo posible



Llegamos a Hastings con una nota del intendente de Roca -Carlos Soria- para el mayor (intendente) de Hastings, Lawerence Yule. En ella, Soria remarcaba las coincidencias entre nuestras ciudades y esperaba que se estrechen lazos fraternos entre ambos municipios.

Lawrence Yule nos recibió en su despacho y nos dedicó dos horas de un viernes con una apretada agenda. Alto, esbelto y jovial -de hecho el político más joven en ocupar ese puesto en la historia cuando fue electo intendente en 2001- fue también elegido en julio de 2008 presidente del "Local Government New Zealand", una agrupación de jefes de distritos zonales que tiene gran peso en la toma de decisiones del país. Yules es nacido en Hastings. No solo creció en una chacra sino que es ingeniero agrícola y civil.

Hablamos de los puntos en común de las ciudades y de posibles puntos de encuentro a futuro: tal vez lazos comerciales, considerando que las ciudades tienen producciones tan similares, tal vez educativos, intercambio en investigación, de ideas, de conocimientos... de formas de hacer las cosas.

Hastings tiene 73.000 habitantes. Para cubrir sus gastos, el municipio recauda unos $1.500 en promedio por casa por año en concepto de impuestos (equivalente a unos 3.000 argentinos). Esto incluye tasas de servicios retributivos, pero también inmobiliario y patentes. Los municipios en Nueva Zelanda tienen un papel mucho más protagónico que en Argentina. No sólo cobran un rango más amplio de impuestos (tasas de servicios retributivos y los impuestos provinciales) sino que además son responsables de más áreas del quehacer ciudadano; por ejemplo, el municipio es la autoridad que vela sobre salud y educación de sus habitantes.

Yules, ha respondido a la amigable misiva de Soria con varios regalos que cuentan de su ciudad y su desarrollo. Tan sólo el intercambio de información sobre la forma de encarar acciones de gobierno seguramente sería útil para ambos intendentes. Pero más allá de este primer acercamiento, Yules dejó en claro que ellos están interesados en toda relación que pueda mejorar las condiciones comerciales de su zona, y que con gusto visitaría General Roca, si entre él y Soria perfilan posibles puntos de colaboración mutua.

Soria y equipo ya recibieron los regalos y se mostraron entusiasmados por establecer el vínculo. Las manos están tendidas.


Comentarios


Un vínculo posible