Un zaguero muy amigo del gol

Es el segundo goleador de Cipolletti, con cuatro, y hace un año que no se pierde un partido.



CIPOLLETTI (AC).- Es considerado uno de los mejores defensores de la categoría, porque no sólo saca todo en su área, sino que también llega al gol. Con cuatro tantos es el segundo goleador del equipo y hace un año que no se pierde un partido. El domingo, Cristian Martínez cumplió 27 años y lo festejó como nunca en su vida.

- Este cumpleaños seguramente te va a quedar grabado.

- Fue algo increíble. Nunca había vivido un cumpleaños así. "Cipo" ganó jugando muy bien y encima hice dos goles. Más no puedo pedir.

- ¿Habías soñado con una noche así?

- En realidad, el domingo a la mañana, mi suegra Ada me dijo que iba a hacer dos goles y yo no le creía. Por suerte se dio y estoy muy feliz.

- ¿Cómo fue el festejo?

- Me bañé rápido y me fui con Marianella, mi señora, a la casa de su mamá. Pensamos en comer un asado, pero con la lluvia se frustró. Pedimos unas pizzas y unas empanadas, pero igual la pasamos muy bien.

- ¿Estas pasando por uno de tus mejores momentos?

- Estoy jugando muy bien, pero lo que estoy viviendo en Cipolletti es algo que no puedo describir. La gente me trata muy bien, como si fuera mi casa y ojalá pueda quedarme a vivir para siempre en esta ciudad, porque me siento muy cómodo.

- Desde los doce pasos sos infalible.

- Hasta ahora no erré ninguno y espero que no se corte. Cuando levanté la vista, el arquero estaba parado. Cuando no se mueve te hace dudar un poco, pero cuando vas decidido es muy difícil que te lo ataje.

- ¿Alcanza con dos goles de diferencia?

- Cuando jugamos con Racing también teníamos dos goles. Debemos pensar que estamos 0 a 0 y salir a jugar de igual a igual. No podemos cometer los mismos errores, pero creo que aprendimos de esa experiencia. Ellos van a salir desesperados a acorta la distancia, pero si nosotros mantenemos el rendimiento que venimos teniendo de visitante podemos clasificar.

- ¿Sentís que ya los respetan más?

- Venimos clasificando en todos los torneos, tenemos una final encima y estamos jugando cada vez mejor. Nos hemos ganado un respeto en la categoría, pero eso hay que demostrarlo partido a partido, porque no sirven de nada los pergaminos.

- Interiormente todos deben estar pensando en una hipotética final...

- Sí, porque es algo muy doloroso lo que nos pasó. Pero primero debemos ganarle a Aldosivi y después al que nos toque.

El equipo vuelve a ser considerado candidato

CIPOLLETTI (AC).- Cipolletti volvió a demostrar que está en el buen camino. Como nunca había ocurrido en el año, ahora es considerado un candidato en serio para volver a llegar a la final del Argentino "A". Hizo lo que quiso con un Aldosivi que llegó a la "Visera de Cemento" lleno de pergaminos: clasificado con dos fechas de anticipación y el mejor equipo del torneo en números. La prueba de fuego será la revancha en Mar del Plata.

Empezó el partido y todo era algarabía. El gol tempranero de Matías Iturra desató la locura de los miles de hinchas que colmaron la "Visera" y se bancaron la intensa lluvia.

Luego veinte minutos de relax para volver a agarrar la manija del partido y demostrarle al Aldosivi de Ricardo Dabrowski que los 29 partidos invictos de local con los que llegaba Cipolletti no eran pura casualidad.

Fue 3 a 1, pero podría haber sido más. Si el partido terminaba 5 a 1 a nadie le hubiese parecido exagerado, pero el fútbol es así. Un par de tapadas de Bertoya sobre el final impidieron que el albinegro tomara una distancia aún más tranquilizadora. La mala noticia fue la confirmación del desgarro sufrido por Lorenzo Frutos, que lo tendrá por lo menos tres semanas fuera de las canchas.

Claro que nada está definido; basta con saber que hasta grandes equipos como el Milán y Real Madrid no fueron capaces de sostener una diferencia de varios goles cuando debieron jugar los partidos de vuelta.

En el torneo pasado Cipolletti llegó a la final, definiendo de visitante y habiendo conseguido sólo un gol de diferencia en su cancha. La única vez que sacó dos de distancia fue precisamente frente a Racing de Córdoba. Del final, mejor ni acordarse.

Los jugadores dicen haber aprendido la lección.


Comentarios


Un zaguero muy amigo del gol