Una agresión cada vez más dudosa

Los estudios médicos no evidenciaron lesiones.




CIPOLLETTI (AC).- El frente de tormenta que se abrió el domingo a partir de la suspensión del partido de Cipolletti frente a Aldosivi no menguó en el transcurso del día de ayer. Los resultados de la tomografía computada que se le realizó al arquero Guillermo Alvarez dieron hasta el momento negativos, es decir, el "1" del "Tiburón" no presenta traumatismos cerebrales. Tampoco es un dato menor el que un escribano haya constatado que no se encontró ningún tipo de proyectil en el área donde se ubicaba Alvarez.

Mientras tanto, la dirigencia "albinegra" viajó anoche rumbo a Capital Federal para presentar un descargo. Ahora el destino de ese partido está en manos de los miembros del Tribunal de Penas del Consejo Federal.

El día después de los incidentes que oscurecieron un cotejo que se abría para ambos equipos como decisivo, tuvo de todo. Lo más esperado de la jornada era el resultado del estudio que se le realizó a Alvarez en el Policlínico Neuquén. El mismo director de la clínica privada, Humberto Lorandi, le confirmó a "Río Negro" que la tomografía computada "dio negativa. Es decir, el arquero no presenta traumatismo cerebral grave".

De todas formas, el facultativo abrió un compás de espera, ya que "(Alvarez) manifiesta haber perdido el conocimiento, y en estos casos los síntomas pueden presentarse en forma tardía". Es decir, hay que "esperar 48 a 72 horas". Ayer por la tarde el arquero pidió el alta en forma voluntaria, aunque según palabras de Gustavo Ceira, jefe de la delegación de Aldosivi, el jugador estaba "muy mareado y con cefaleas muy importantes". Sin embargo, el jugador fue dado de alta bajo su propia responsabilidad y ayer cerca de las 19, abandonó el policlínico.

Bronca e incertidumbre

 

Los miembros del gerenciamiento de Cipolletti repiten una y otra vez que la visita intentó sacar una ventaja deportiva a partir de la presunta agresión a Alvarez. Mientras se desarrollaban los hechos, el veedor del Consejo Federal Aldo Groglopo le dijo a este diario que no percató ningún tipo de agresión desde la tribuna que da al Pasaje Kleppe.

Hoy los integrantes del Tribunal de Penas del Consejo Federal recibirán los informes del árbitro Wálter Lagos y de Groglopo. También el descargo del gerenciamiento cipoleño. Ellos serán los que tendrán la última palabra . Los ánimos en el seno de la dirigencia 'albinegra' seguían caldeados. El empresario Luis Boschi remarcó una y otra vez que "varios escucharon a Rebottaro (DT de Aldosivi) decirle al arquero 'quedate en el suelo, que este partido lo ganamos en el Tribunal'". (AC)

Hoy define el Tribunal de Penas

Con la presentación de los informes del árbitro y del veedor que estuvo en la cancha, el Tribunal de Penas del Consejo Federal comenzará a analizar las sanciones a raíz de la suspensión del partido. Todavía hay mucha incertidumbre y podría decidir desde una multa a Cipolletti, quita de puntos para cualquiera de los dos equipos, suspensión de la cancha o hasta inhabilitación para el arquero.

El Consejo Federal, dependiente de la AFA, se excusó de brindar detalles de sanciones hasta tanto el árbitro Walter Lagos y el veedor Aldo Groglopo presentes sus respectivos informes.

Luego habrá que esperar el descargo de los dirigentes 'albinegros' y recién allí se podrá determinar las sanciones. Según el gerenciador Luis Boschi, quien siguió abonando la idea de una posible conspiración, Aldosivi pagó los honorarios del veedor y de un médico para realizar un control antidoping al finalizar el partido. (AC)

El informe médico

El arquero Guillermo Alvarez no completó las 24 horas en observación y ayer se fue de alta del Policlínico Neuquén "bajo su responsabilidad". Humberto Lorandi, director de la clínica, expresó que "en los estudios practicados no había lesión cerebral y desde que estuvo internado evolucionó favorablemente".

El jugador ingresó al nosocomio aproximadamente a las 22.30 del domingo y se fue ayer a las 19, por lo que no completó las 24 horas de observación para "un paciente que dic haber perdido el conocimiento. Acá estuvo siempre consciente", aclaró Lorandi. Los estudios que se realizaron fueron radiografías, tomografía computada, análisis clínicos y un control estricto de los signos neurológicos. Lorandi agregó que "no se visualizó herida corto-punzante en la cabeza". ¿Una simulación?, "desde el aspecto médico es muy difícil de probar si no se hacen otro tipo de pruebas". (AN)

"La Visera" y la violencia, algo poco común

En la "Visera de Cemento" hubo sólo dos sucesos violentos en casi diez años.

La última vez que se había registrado un incidente en el que parte de la hinchada 'albinegra' agredió a un rival fue el domingo 28 de noviembre de 1999 cuando Cipolletti enfrentó a Godoy Cruz: a los 13 del primer tiempo sufrió la onda expansiva de una bomba de estruendo que cayó muy cerca del mendocino Daniel Oldrá. El jugador, se desplomó inmediatamente. Cuando lo estaba empezando a atender cayó otro proyectil y Oldrá perdió el conocimiento. Luego de la revisación de los médicos de ambos equipos, el árbitro Federico Beligoy sus

pendió el partido.

El hecho anterior fue el 7 de julio de 1996 tras perder la final ante Juventud Antoniana de Salta. Apenas finalizó el partido se produjo una invasión de cancha y fueron duramente agredidos varios jugadores visitantes que festejaban el ascenso a la B Nacional.


Comentarios


Una agresión cada vez más dudosa