Una apretada victoria del Cruzado

“Con un triunfo es mucho más fácil trabajar sobre los errores. Hay muchas cosas por corregir”. Roger Morales



1
#

2
#

3
#

Gentileza

Leandro Del Río ya mandó la pelota a la red, en lo que sería el gol de la clasificación de los Cruzados ante Maronese.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- En un partido pobre, Cruz del Sur se anotó con la primera victoria de la temporada al vencer por 1-0 a Maronese y dejar sin representante a Neuquén en la Copa Argentina. El primer tiempo fue de trámite parejo y con pocas ideas en ofensiva. La cosa pintaba para empate en esa etapa inicial hasta que el experimentado José Ramírez dio un inesperado rebote tras un remate de Nicolás Gasperoni y Leandro Del Río, que estaba al acecho, no perdonó y puso el 1 a 0 con un remate bajo. No pasó mucho más que eso hasta que se retiraron a los vestuarios. Los bostezos de los hinchas fueron permanentes. El trámite siguió igual en el complemento porque los equipos no tenían ideas ni creatividad. Promediando el ST llegó un mensaje claro desde el banco neuquino. El técnico Mario Gambini mandó a la cancha al delantero Hugo Silva y sacó a Santiago Marín. En esa decisión, claramente quedó reflejada la intención del visitante. El último cuarto de hora fue de total dominio de Maronese. El local resignó sus ambiciones ofensivas, más allá de algún contragolpe sin peligro. Maronese acorraló a los Cruzados que, sin ponerse colorados, esperaron plantados en el fondo, aferrados a la victoria mínima. La más clara para el empate estuvo en los pies de Silva tras una exquisita asistencia de Orlando Porra. El delantero entró al área por la derecha con total libertad y su remate se fue apenas desviado. El local sólo atinó a cuidar la pelota y a “poner dos colectivos” en el arco hasta que llegó el pitazo final. Cuando esto ocurrió se produjeron algunos incidentes entre jugadores visitantes, la terna arbitral y la policía. El arbitraje del chubutense Héctor Aburto fue muy flojo, a la altura del partido. No obstante, se equivocó para ambos lados. Tuvo numerosas determinaciones erróneas pero no influyeron en el resultado final. Luego los jugadores visitantes continuaron el duelo con el público de la platea local ya que se retiraron haciendo señas de que “todo estaba pago”. Lógicamente, esos ademanes irritaron y fueron cuestionados. Cruz del Sur ganó sin sobrarle nada. Tal vez lo más justo hubiera sido un empate pero Maronese careció de la profundidad necesaria para romper la defensa local. Ahora será el momento de pensar en las dos visitas que se le vienen ante el Deportivo Roca.

la frase


Comentarios


Una apretada victoria del Cruzado