Una banda que no puede dejar de girar

Se presentará en General Roca y en Neuquén. La Seca cierra este fin de semana su tour patagónico.

NEUQUEN (AN).- Como no podía ser de otra manera, el grupo de rock nómade La Seca pasó el verano recorriendo caminos. Comenzaron su gira en diciembre pasado y con su nuevo disco "Sur, rock and roll y después" bajo el brazo, se presentaron en ciudades patagónicas como El Calafate, El Chaltén, Puerto Pirámide, Playa Unión, Las Grutas y El Bolsón, entre otras.

Este gran viaje culminará este fin de semana en la región. La Seca ofrecerá sus últimos recitales de verano, mañana en el pub Bajo Caracoles de General Roca, el sábado en la feria de los artesanos de Neuquén y el domingo en el Viejo Teatro de la capital neuquina.

"Luego de casi tres meses de visitar más de diez ciudades y de realizar alrededor de 42 recitales, cerramos la gira en la región. Luego pararemos durante un mes y medio para encarar una nueva etapa de producción y luego salir nuevamente a los escenarios con repertorio nuevo", comentó Ignacio Gentile, el baterista de la banda nómade.

La gira tuvo como objetivo principal presentar el último trabajo discográfico de La Seca, que fue grabado en Buenos Aires en septiembre, octubre y noviembre pasado.

En este disco, bajo la composición de Atilio "Pelado" Piñero el bajista y voz líder, la banda explicita dentro del rock una amplia influencia de ritmos como el candombe, el son cubano, la rumba y el funk rhythm and blues, entre otros. Con letras de fuerte contenido social y con una poesía ácida y directa, La Seca refleja y expone su cosmovisión del mundo, de la gente, de los códigos de la calle; dando a conocer una crítica de la cultura expresada en canción. Es poesía sencilla, pero directa.

La Seca nació en el suelo patagónico en 1995 y desde entonces, desde cualquier lugar donde se encontrasen siempre tenía la vista puesta en el sur. En sus comienzos transitó por el camino del hardrock, pero de a poco cada uno de sus integrantes fue aportando cosas nuevas, animándose a incursionar en otros terrenos musicales; y así, la banda fue definiendo su estilo actual.

A lo largo de once años de trayectoria, Gentile, Piñero y Pedro Iturra en guitarra, participaron en innumerables festivales populares y recitales solidarios y recorrieron la Patagonia casi en su totalidad. La Seca fue además, telonera de grandes artistas como La Renga, La Bersuit y León Gieco, entre otros. Esta banda se caracteriza por su eterno movimiento, van de un lado a otro y no pueden detenerse. Pero no sólo mueven el cuerpo y los instrumentos, también mueven su mente. Al culminar los recitales en la zona, la banda se retirará a cuarteles de invierno para iniciar una etapa de creación de un nuevo repertorio. "Queremos dejar los recitales un poco para poder componer un nuevo repertorio, porque durante la gira surgieron nuevas ideas y tenemos muchas ganas de empezar a cantar algo nuevo y de organizar otros recitales pero con cosas diferentes", adelantó Gentile.

La base musical continuará siendo la misma porque eso es lo que hace particular a esta banda, quizás las canciones hablen de otros temas, tal vez se animen a incursionar en géneros nuevos. Todo es posible con los nómades, pero habrá que esperar un mes y medio para saber de qué se trata.


Comentarios


Una banda que no puede dejar de girar