Una barilochense, entre las primeras en casarse



Matrimonio igualitario

Una barilochense y su pareja, oriunda de Comodoro Rivadavia, protagonizaron ayer en Río Gallegos el primer casamiento entre mujeres desde que se sancionó la ley que autoriza el matrimonio entre personas del mismo sexo en la Argentina. Cristina Medina y Claudia Báez contrajeron enlace pasadas las 8 de ayer en el Registro Civil 1 de la capital santacruceña, abriendo así una jornada en la que se concretaron otras tres bodas en distintos puntos del país. Medina y Báez integran la Unión de Diversidad Sexual de la Patagonia (Udispa), que se conformó a comienzos de este año y “es una agrupación para luchar por nuestros derechos dentro de la comunidad homosexual”, según indicaron a la prensa. El 14 de noviembre pasado ambas habían concretado una unión simbólica cuando se realizó una ceremonia pública en favor de la modificación del Código Civil. Por otra parte, el diseñador de modas Giorgio Nocentino y Jaime Zapata, ambos nacidos en Chile, se transformaron en la madrugada de ayer en la primera pareja de personas del mismo sexo en contraer matrimonio en Mendoza, tras la promulgación de la ley de casamiento igualitario. Asimismo, a las 9:30 contrajeron enlace en Rosario Martín Peretti Scioli y Oscar Marvich, tras lo cual hubo festejos con familiares y legisladores locales que destacaron el logro de la igualdad de derechos civiles para las parejas homosexuales. Para las 23, en tanto, estaba previsto el matrimonio de un docente y un comerciante en el Registro Civil de la localidad cordobesa de Pilar. Por su parte, el arzobispo de La Plata, Héctor Aguer, sostuvo ayer que la ley que autoriza esas bodas “no es legítima” porque su sanción parlamentaria contó con “aprietes”. Aguer consideró también que la norma fue aprobada “en contra de la manifiesta convicción de la mayoría del pueblo argentino”. “Hay que tener en cuenta que no es lo mismo legitimidad que legalidad. Esta ley ha entrado a formar parte del cuerpo legal de la Nación, pero no es legítima”, enfatizó.


Comentarios


Una barilochense, entre las primeras en casarse