Una beatificación en Cuba



LA HABANA (AP).- Por primera vez la Iglesia Católica proclamará un beato en territorio cubano, el fraile José Olallo Valdés, religioso de la Orden de los Hermanos de San Juan de Dios.

El cardenal José Saraiva, que dirige la Congregación para las Causas de los Santos en el Vaticano, presidirá en la ciudad de Camagüey la misa de beatificación en la que se declarará canónicamente que el Padre Olallo es un beato, explicó un comunicado del arzobispado de esa ciudad.

La beatificación, que tendrá lugar el 29 de noviembre, es un acto previo a la canonización y después a la santidad. Este será el primer acto de esta naturaleza realizado en Cuba aunque Olallo no será el primer cubano beatificado.

El año pasado se proclamó la beatificación del diácono agustino José López Piteira, natural de Jatibonico, provincia central de Ciego de Avila, quien fue fusilado en 1936 durante la guerra civil de España, país donde vivió casi toda su vida.

“Olallo tenía que ser reconocido porque Cuba lo necesitaba. Cuba merece un santo… Olallo es hoy la bendición de Dios para Cuba´´, afirmó el sacerdote Félix Lizaso, postulador general de la Orden. Una “curación inmediata´´ de una niña de tres años llamada Daniela Cabrera Ramos y atribuida a la intercesión de Olallo es el milagro que le permitió alcanzar el primer paso en el camino a la santidad, según el sacerdote Lizaso, hermano hospitalario de San Juan de Dios.


Comentarios


Una beatificación en Cuba