Una biblioteca funciona a medias por falta de personal

Es la Quintún de J. J. Gómez, que ya no atiende de mañana. Tiene una sola bibliotecaria. Piden más cargos a provincia.

ROCA (AR).- Por falta de personal, una vieja, concurrida y muy necesaria biblioteca ya tuvo que cerrar sus puertas durante medio turno, a pesar de que posee todo lo necesario y más, en libros y recursos didácticos, informáticos y hasta musicales.

Se trata de la biblioteca Quintún, de J. J. Gómez, que necesita para funcionar al menos 5 personas para cubrir la atención durante la mañana y la tarde, pero que se quedó con una sola bibliotecaria. Frente a este panorama, desde principios de esta semana, y por primera vez en más 20 años de prestar servicios a la comunidad local, la institución debió cerrar sus puertas "a medias" hasta poder lograr una solución.

Marta Marilaf, presidenta de la comisión directiva de Quintún, explicó que la decisión se tomó debido a que el cargo quedó sin designar tras el fallecimiento de la anterior bibliotecaria, Virginia Ruiz, y la jubilación de una trabajadora de atención general que, por propia voluntad, decidió cubrir la demanda de los chicos hasta que se designara una nueva profesional.

La situación fue expuesta ante las autoridades de Cultura de la provincia, se indicó, pero hasta el momento no obtuvieron respuestas. "En nuestro caso, por suerte recibimos gran cantidad de chicos por día, pero no tenemos quién los atienda. Necesitamos por lo menos dos personas en el turno mañana y tres en la tarde", dijo Marilaf. Casi insólitamente, ésta explicó que cuentan con más de 20 mil libros, cinco computadoras con internet y "hasta 10 guitarras colgadas", pero sólo pueden abrir de 13:30 a 19.

"No tenemos quién atienda", insistió la mujer. Por esta razón, las bibliotecas populares de Roca -a través de una nota que fue suscripta por más de una decena de entidades de la ciudad- le manifestaron al titular de Cultura, Armando Gentili, la preocupación por la situación que atraviesan la mayoría de ellas.

Allí reclamaron el cumplimiento de la ley 2278, y su decreto reglamentario 1193/89 que crean el Sistema Bibliotecario Provincial y regulan su funcionamiento. Según precisaron, "la mencionada ley compromete al Estado provincial a proveer cargos, otorgar subsidios y ofrecer capacitación, supervisión y asistencia técnica". Sin embargo, afirmaron, la situación es otra. "Las bibliotecas no cuentan con personal", y "hay "falta absoluta de aportes y subsidios del gobierno provincial", reclamaron.


Comentarios


Una biblioteca funciona a medias por falta de personal