“Una Camila sana y sonriente”



En la tarde del 2 de agosto mi nieta Camila Celsi, de 9 años, sufrió un accidente cuando jugaba con sus amiguitos del barrio, sito en el kilómetro 15,5 de la avenida Bustillo. Con la premura del caso, mi hijo la trasladó al Hospital Zonal, donde fue asistida de un modo tal que origina estas líneas. Todo el personal hospitalario de guardia en el área de menores ese lunes al atardecer se comportó con suma calidez, paciencia y eficacia, no sólo atendiendo la herida profunda de Camila sino también conteniendo la natural angustia de los familiares que estábamos presentes. No conozco sus nombres pero recuerdo sus funciones y la excelencia de sus actitudes humanas y profesionales en ese momento: la doctora a cargo de la guardia, las enfermeras tanto de la sala de internación como del quirófano, la doctora anestesista y el médico cirujano que realizó la operación. Recibieron una Camila dolorida y nos entregaron una Camila sana y sonriente. Gracias, Hospital Zonal de Bariloche... por siempre gracias, porque además de puntualizar este hecho a menudo he recogido la opinión favorable de amigos y familiares ponderando la predisposición de sus integrantes en las distintas áreas. Hoy Camila está jugando nuevamente. José Alberto Celsi DNI 4.477.090 Bariloche

José Alberto Celsi DNI 4.477.090 Bariloche


Comentarios


“Una Camila sana y sonriente”