Una carta de Neuquén para Matranga

La provincia le comunicó a la secretarIa de energía sobre el nuevo registro.

otro capítulo del affaire enercana

El intercambio, aparentemente administrativo, esconde un nuevo capítulo de una vieja batalla #RíoNegroEnergía

El gobierno provincial envió una nota a la secretaria de Energía, Mariana Matranga, para ponerla en aviso sobre la creación del nuevo registro provincial de empresas hidrocarburíferas que debutará este mes en Neuquén. La misiva, firmada por el subsecretario de Hidrocarburos, Gabriel López, le solicita además que envíe un listado de las firmas inscriptas en el registro nacional para que éstas ingresen de forma automática en la flamante nómina local. El intercambio, aparentemente administrativo, esconde un nuevo capítulo de una vieja batalla. La creación del registro provincial oficiará como un “by pass” legal para reflotar el polémico contrato con la firma pampeana Enercana para el área Parva Negra Oeste. El último requisito que faltaba era la inscripción en el registro nacional, pero en la Casa Rosada miraron con resquemor la operación y tomaron la inédita medida de impedirle el ingreso. Para no frenar el proceso, entonces, la Provincia decidió armar su propio registro. Esto, en principio, allanaría el camino. No se trata de una medida caprichosa. Neuquén tiene fundamentos para elaborar su propio listado. La ley provincial de Hidrocarburos le da argumentos y la Ley Corta establece que los recursos de subsuelo están bajo su dominio. Si la Provincia es la que licita ¿por qué debe ser Nación la que determine si una compañía es proba para operar? Lo curioso, sin embargo, es que ese registro no se haya creado antes. El affaire Enercana parece haber acelerado los tiempos. Nuevos negocios El registro neuquino tiene similitudes y diferencias con el nacional. En principio, establece una serie de requisitos para el ingreso, basados sobre todo en la capacidad económica y técnica para poder operar. Pero a su vez, acaso inspirados en Enercana, una empresa con inexistente experiencia en el sector, crean todo un capítulo nuevo donde autorizan a reemplazar algunos requisitos por garantías de terceros. También se permitirá la inclusión de firmas no operadoras a las cuales no se les exige ningún requisito, aunque sí se las autoriza a participar de concesiones en carácter de inversoras. La idea es fomentar el arribo de capitales o fondos de inversión de otros rubros, un modelo muy utilizado en Canadá. El registro neuquino también prevé sanciones por incumplimientos, llegando inclusive a la expulsión del registro. En tal caso, la firma no podrá presentarse a ninguna licitación futura de la provincia. La idea es que todas las empresas que están en el registro nacional automáticamente sean inscriptas en el provincial.

Datos

El intercambio, aparentemente administrativo, esconde un nuevo capítulo de una vieja batalla #RíoNegroEnergía

Comentarios


Una carta de Neuquén para Matranga