Una cena con Sobisch por 500 pesos

El candidato del MPN juntó anoche 400 comensales entre empresarios y aspirantes a cargos electivos de su partido. El gigantesco agasajo se realizó en la Asociación Española y los participantes tuvieron que oblar cinco billetes de cien para contribuir a la campaña electoral. Se sorteó un automóvil.





NEUQUEN . – Jorge Sobisch juntó anoche en una cena a 400 empresarios, comerciantes, profesionales y candidatos de su partido y les cobró a cada uno una tarjeta de 500 pesos. En el encuentro, que no tuvo difusión previa y cuya organización constituye una novedad en la política neuquina, se recaudaron 200.000 pesos para la campaña del MPN.

El dinero que pagó cada uno de los comensales tenía un atractivo: en la cena se sorteó un Renault Clío valuado en 15.000 pesos y donado por la concesionaria Salem.

Según un vocero del sobischismo, la idea de recaudar fondos fue del propio candidato a gobernador del MPN.

Otra fuente ligada a Sobisch confió que para financiar la campaña del partido provincial es preciso contar con una cifra cercana al millón de pesos.

El comando de campaña del MPN conminó a todos los candidatos del partido, incluidos los aspirantes a las intendencias, a pagar su tarjeta. Nadie que no la tuviera pudo entrar.

La cena se desarrolló en el amplio salón de la Asociación Española y fue amenizada por la hermanos Bongiovani y el humor de Claudio Etchelini, quienes no cobraron ni un centavo.

Botellas de un Malbec sanjuanino esperaban sobre las mesas a los comensales. Esta también fue una donación. Su etiqueta decía: «este vino fue elaborado y envasado especialmente para que Jorge Sobisch y Jorge Sapag agasajen a afiliados y amigos del MPN».

El fiambre fue único ingrediente de una cena frugal. Fueron servidos en fetas, daditos o en brochettes por personal de la firma Ruca Ayelén, cuyos directivos también quisieron donárselo al candidato del MPN.

Además de la mayoría de los candidatos del partido provincial, estuvieron allí el concejal radical de Cipolletti Roberto Rapazzo Cesio y el empresario de bebidas gaseosas de la misma ciudad Néstor García.

El constructor Vicente Chrestía, el empresario Jorge Diniello y Carlos González, el directivo de la concesionaria Piré Rayén también se dejaron ver. Gerardo Salvadó, propietario de las farmacias del Pueblo y del laboratorio Austral, además de directivo de Shopping Neuquén, tampoco faltó al encuentro.

«Gracias, muchas gracias, nada más», dijo a modo de bienvenida un exausto Sobisch, que venía de recorrer barrios de Plottier y Neuquén.

Su compañero de fórmula, Jorge Sapag, llegó tarde porque el avión que lo traía desde Buenos Aires salió con retraso.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Una cena con Sobisch por 500 pesos