Una ciudad en alerta, pero cuya actividad no cesa





LONDRES (AFP).- Los londinenses tomaron ayer el metro o el bus en medio de una impresionante presencia policial, justo cuatro semanas después de los sangrientos atentados del 7 de julio.

Los policías, algunos armados, otros de civil y muchos de ellos con capas amarillas fluorescentes bien visibles, efectuaban patrullas en los transportes públicos. «Es lo primero que pensé esta mañana, es jueves, algo va a pasar porque es jueves», dijo Rosemary Gajlmal, de 20 años, mesera en un restaurante de Londres.

«Claro que estoy obligada a tomar el bus porque no tengo otra manera de ir al trabajo», agrega esta mujer originaria de Rumania que bajaba de un autobús rojo de dos pisos. En el metro, que funciona normalmente por primera vez desde el 7 de julio, había mucha gente.

La línea Picadilly Lines,

donde se produjo el atentado más grave, acaba de ser puesta nuevamente en servicio en su totalidad. «Estaba en el metro cuando se produjeron los primeros atentados y he seguido tomándolo todos los días», afirma Colin Tapson, un electricista que subió a la Central Line hasta Saint Paul en pleno centro de Londres. Otros se muestran más inquietos. «El metro que tomo estaba casi vacío esta mañana. Incluso pensé no ir a trabajar porque es jueves, pero estoy obligada a ir», comentó una mujer.

Desde el 7 de julio el número de pasajeros en el metro ha disminuido en un 30% los fines de semana y entre un 5% y un 15% durante la semana.

Los llamados a que los pasajeros pongan atención a sus carteras y paquetes y a que señalen todo signo sospechoso se escuchan regularmente en las estaciones. La policía también está en alerta. Más de 6.000 funcionarios estaban de servicio e en Londres , en una de las movilizaciones más importantes desde la Segunda Guerra Mundial.

Sonaldo Carlos, un estudiante brasileño de 24 años se siente más seguro por esta movilización, a pesar de que un compatriota fue muerto a balazos por la policía que lo confundió con un kamikaze el mes pasado. «Tendré cuidado en no salir corriendo» comentó, irónico.

Notas asociadas: Al Qaeda amenaza con más atentados en Gran Bretaña y EE.UU.

Notas asociadas: Al Qaeda amenaza con más atentados en Gran Bretaña y EE.UU.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Una ciudad en alerta, pero cuya actividad no cesa