Una comisión investigará las fallas informativas de la CIA 03-02-04



WASHINGTON (AFP/DPA)- El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, dio un cambio de rumbo a su política y aprobó una investigación de las informaciones de inteligencia sobre las presuntas armas de destrucción masiva en Irak.

Bush, anunció que creará una comisión para investigar los informes de inteligencia recolectados por la CIA sobre las supuestas armas de destrucción masiva de Saddam Hussein, principal argumento para declarar la guerra en Irak.

“Quiero todos los hechos. Sabemos que Saddam Hussein tenía la intención y las capacidades para causar un gran daño.

Sabemos que era un peligro. Mató a miles de personas”, dijo Bush al autorizar la formación de esa comisión.

No obstante, antes de que ese cuerpo quede constituido, Bush se reunirá con David Kay, el ex jefe de la misión estadounidense para encontrar armas en Irak, un convencido de la inexistencia de ese armamento.

Bush confirmó que creará una comisión independiente que investigue el asunto.

Sin embargo, según la prensa el resultado de las pesquisas se conocerá dentro de 18 meses, es decir, mucho después de las elecciones presidenciales estadounidenses, que tendrán lugar el próximo noviembre.

El mandatario norteamericano hizo de la amenaza de las armas de destrucción masiva en Irak su principal argumento para ir a la guerra contra este país.

La semana pasada todavía rechazaba una investigación alegando que los inspectores de armas tenían que acabar primero su trabajo en el país del Golfo Pérsico.

Pero los demócratas y finalmente incluso los republicanos de Bush exigieron la investigación afirmando que está en juego la credibilidad de Estados Unidos en el mundo.

De manera similar argumentó el renunciante jefe de los inspectores de armas estadounidenses David Kay, quien con sus espectaculares declaraciones acerca de que no creía ya en que se fueran a hallar armas en Irak destapó la caja de los truenos.

“Si uno no se puede basar en una buena, meticulosa información de los servicios secretos que sea creíble para el pueblo (norte)americano y el extranjero, entonces no se puede llevar a cabo una política de ataques preventivos”, dijo Kay el domingo en la cadena de noticias Fox News.

Presionan a Aznar y Blair

MADRID/LONDRES.- Las supuestas armas de destrucción masiva de Saddam Hussein, que sirvieron para justificar la guerra en Irak, se atragantan a los gobiernos que apoyaron el ataque. En España, el PSOE ha pedido explicaciones, al igual que la oposición a Blair en el Reino Unido.

El secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, exigió al candidato del PP a presidente del gobierno, Maria-no Rajoy, que explique las “falsedades y manipulaciones” por las que apoyó la intervención en Irak cuando “cada día es más evidente que no hay armas de destrucción masiva”.

(“El Mundo”)


Comentarios


Una comisión investigará las fallas informativas de la CIA 03-02-04