Una construcción que baja costos en la Línea Sur

Con la ayuda de Nación, impulsan su aplicación.





#

Con tirantes y retazos de madera se arma una jaula que luego se rellena con elementos como arcilla, arena, guano, coirón seco y agua.

INGENIERO JACOBACCI (AJ).- Técnicos de la Subsecretaría de Agricultura Familiar de Nación y productores de la zona de Jacobacci pusieron en práctica una vieja técnica de construcción denominada “quincha” o “pared francesa”, con el objetivo de dar una solución habitacional en la zona rural, abaratar costos y revalorizar los saberes de los campesinos.

La semana pasada campesinos agrupados en la Cooperativa Ganadera Indígena, junto los ingenieros agrónomos del organismo nacional Pablo Losardo y Alejandro Fornasa, construyeron un quincho en un establecimiento rural ubicado a unos siete kilómetros de Jacobacci en el marco de un taller de capacitación.

“Es una técnica muy usada en lugares como El Bolsón, Arroyo Las Minas, inclusive en Pilcaniyeu Viejo hay una casa que tiene más de cien años, pero que en esta zona es novedosa. Se usa todo lo que el productor tiene a su alcance en el campo, como arcilla, retazos de madera, coirón seco, barro, etcétera. Hemos hecho algunas experiencias en Lipetrén Chico y Blancura Centro donde resolvimos quince casos habitacionales con tres a camiones de materiales más lo que tenían los productores. Si hubiéramos construido esas viviendas con materiales tradicionales, habríamos necesitado un camión por cada una”, sostuvo Losardo, quien junto a Fornasa vienen trabajando desde hace tiempo en la zona a través del Programa Hábitat.

El objetivo del taller fue compartir la técnica con productores para que puedan aprenderla, revalorizar sus saberes y a la vez llevar una solución habitacional rápida y barata. En este sentido detallo que desde la Subsecretaría, la posibilidad de financiar soluciones habitacionales no supera los 6.000 y 8.000 pesos por casa. “Y echando mano a la construcción natural, con ese dinero pudimos hacer viviendas nuevas”, agregó.

A la construcción de viviendas se le suma la de termotanques a leña con cilindros de gas de 45 kilos en desuso para incorporar a las viviendas la posibilidad de tener agua caliente. El grueso del material con que se construyen los cilindros tiene una gran inercia térmica y es muy fácil y rápido por calentar agua y conservarla caliente.

Losardo resaltó el trabajo de las organizaciones y de los productores para poder implementar esta novedosa técnica de construcción para la región.

El presidente de la Cooperativa Ganadera Indígena, Edgardo Mardones, sostuvo que estas iniciativas ayudan a paliar la difícil situación que vive el sector ganadero. “Hoy la situación es critica. Con estas cosas se puede mejorar la calidad de vida de los campesinos, hacer que permanezcan en los campos y así poder pensar en producciones alternativas a la oveja. Tenemos que ponerlas en práctica y difundirlas, porque está comprobado que con la construcción natural se pueden hacer cosas importantes y agradables para la gente”, sentenció.

José Mellado


Comentarios


Una construcción que baja costos en la Línea Sur