Una cuna de maitén para arrullar melodías

Fue mecida en hamaca de madera. El pueblo lleva el nombre de un árbol, que dicen, es sagrado para los mapuches. Norma Guajardo, chubutense arraigada en Neuquén, es pura canción que refleja los remansos de un río ausente de truchas. El Chubut, a dos cuadras de su hogar de origen, donde aún viven sus amores, corre transparente mitad belleza y mitad nostalgias. Los Guajardo cantaron folclore desde chicos y desde grandes les tomaron gusto al tango.


Una cuna de maitén para arrullar melodías