Una década entre los top

La Generación Dorada no subió al podio, pero llegó hasta las semis en los Juegos Olímpicos.



#

AP(Foto: Scola entre dos gigantes, Kobe Bryant y LeBron James. Argentina se metió entre los mejores y completó diez años inolvidables. )

Los protagonistas coinciden que la historia empezó en Neuquén, durante el Premundial del 2001. Sostienen que en ese torneo el grupo encontró la química necesaria para hacer historia. El caprichoso calendario, que dispone las grandes competencias en los años pares, traslado el nacimiento de la “Generación Dorada” a Indianápolis 2002, cuando Argentina fue subcampeona, en ese polémico final ante Yugoslavia. Desde ese Mundial hasta los Juegos Olímpicos de este año pasó una década y el conjunto criollo tuvo una actuación memorable. Por la continuidad de varios de sus integrantes y por los logros, se puede decir que este es el mejor equipo de la historia del deporte argentino. Seguramente saldrán al cruce los fanáticos de Las Leonas o aparecerán grandes equipos en la pelea, pero esta selección lo tuvo todo. De movida, logró los tres colores de medallas: oro en Atenas 04, plata en 02 y bronce en Pekín 08. Fue protagonista en tres Mundiales (además del de EE.UU., Japón y Turquía) y en tres Juegos Olímpicos. Sólo en tierras turcas no se metió en semifinales. Para muchos, los JJ. OO. de Londres marcaron el final de la GD, pero puede haber algún capítulo más. Luis Scola, capitán del equipo, tiene 32 años y le queda cuerda; lo mismo que Carlos Delfino, de 30. Más difícil la tienen Andrés Nocioni (33) y Leo Gutiérrez (34), mientras que el genial Manu Ginóbili (35) y el flamante NBA, Pablo Prigioni (35), estarían muy cerca del retiro. ¿Hay recambio? Está claro que será complicado repetir un grupo de jugadores como el de la Generación Dorada, pero la competencia de Londres y también los torneos previos dejaron un par de jugadores de selección. Facundo Campazzo y Marcos Matta integraron el plantel olímpico y serán fijas, porque rindieron en un nivel alto. Y Nicolás Laprovíttola, que perdió el último lugar con el base de Peñarol, también sacó chapa para ser un habitué. El problema se repite en la zona interna y en ese sentido habrá que trabajar Franco Giorgetti (20 años, 2,02, Peñarol) y Marcos Delía (20, 2,06, Boca). Ellos, más Scola y Juan Gutiérrez (29 años) pueden ser los encargados de “rasparse” cerca de los cristales.


Comentarios


Una década entre los top