Una estufa con mayor eficiencia

El prototipo está listo para salir al mercado.

#

En el parque industrial de la ciudad un grupo de técnicos especializados en energías renovables muy conocido por sus trabajos en innovación para el aprovechamiento de recursos logró realizar una estufa a leña con regulador de temperatura de altísima eficiencia que comenzarán a producir a baja escala para salir al mercado. La empresa Enerquén, de Carlos Pagliaro y Aníbal Ciszbejn, concluyó hace 15 días las pruebas del prototipo sobre el que venían trabajando hace 3 años y empezarán a fabricarlo a razón de 5 unidades por mes. El producto, que calculan tendrá un costo aproximado de 20.000 pesos, es una caldera a leña que controla la temperatura de salida del agua mediante un termómetro digital que se regula manualmente y permite una duración de la carga de combustible de hasta 20 horas. “La caldera es de 60 centímetros de ancho, por 1 metro 20 de alto y 90 de fondo, y genera hasta 30.000 kilos calorías por hora con una eficiencia del 86 por ciento”, explica Ciszbejn en diálogo con este diario. “Dependiendo de la potencia que se le fije, puede durar prendida muchísimas horas”, asegura. “Las primeras unidades que estamos empezando a fabricar fueron pedidas por una empresa maderera de la provincia de Misiones, porque además del uso doméstico que se le puede dar para regular la temperatura ambiente y del agua caliente, sirve para los secaderos de madera”, manifestó el técnico. El mecanismo de funcionamiento es por llama invertida gasificada. El logro es que se pudo regular la extracción de aire forzado para mantener estable la temperatura mientras la leña permanece prendida a bajísimos niveles de combustión. “Esto posibilita controlar la potencia para que la carga de combustible dure lo que uno quiere”, agrega Ciszbejn. En la fábrica de Enerquén además se producen a pedido desde el 2004 las famosas briquetas, que reemplazan el uso de madera para calefacción. “Las hacemos con aserrín, viruta y chips de los aserraderos cercanos, sin aditivos, con una máquina prensadora brasileña que permite una producción de una tonelada por hora”. “El insumo para la briqueta tiene alrededor de 200 kilos de densidad por metro cúbico, y el producto, mediante un secado forzado y su compactación, sale con unos 1.200 kilos de densidad por metro cúbico”, agrega. La idea es que genere mayor confort al usuario de este sistema de calefacción, dado a partir de la generación de energía térmica mediante la quema de biomasa, pues implica menor reposición en la carga de combustible. Las briquetas duran más porque no se queman tan rápido, y porque el fuego al alcanzar temperaturas más altas que con la madera, también quema más masa (carbones sólidos) dejando apenas entre 10 y 15 gramos de ceniza por cada kilo de briquetas.

mayor confort

Las briquetas duran más y producen menos cenizas, dicen los productores.

emprendimiento


Comentarios


Una estufa con mayor eficiencia