Una excursión inolvidable al corazón del bosque

El valle del Challhuaco es otra opción para el turista.



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- La excursión al valle del Challhuaco constituye una interesante alternativa para el invierno. Se visita un hermoso bosque de lengas, se puede practicar esquí nórdico, caminar por la nieve con raquetas y conocer un típico refugio de montaña. También hay buena gastronomía.

La excursión se inicia por la mañana, en vehículos doble tracción, con los cuales se recorre un camino de tierra al sur este de la ciudad. Se cruza por el predio del complejo turístico Valle del Challhuaco y se continua por 9 kilómetros de camino de montaña. Ya en el bosque alto las lengas son tapizadas por grandes cantidades de nieve. El camino es sinuoso y las camionetas transitan despacio y con precaución.

Challhuaco es el nombre de un arroyo que nace en el cerro Blanco y desagua en la margen derecha del arroyo Ñireco; es voz indígena y significa "arroyo del pescado".

Los visitantes llegan hasta las inmediaciones del refugio en vehículo. En este la excursión es recibida con una taza de café y tortas fritas caseras como bienvenida. A continuación, "aclimatados" al lugar, los turistas son invitados a realizar el primer paseo.

En lo alto de la montaña se emplaza la pequeña y cristalina laguna Verde, un lugar de excepcional belleza. En invierno se encuentra totalmente congelada y cubierta de nieve. El ascenso hasta ella demanda media hora de cómoda marcha. La laguna se emplaza en un claro, con vista hacia las montañas. El nombre de la laguna se origina en el color de sus aguas.

En verano, en sus inmediaciones es posible tomar sol y pasar un día de pic-nic. No obstante en el lugar esta prohibido hacer fuego y tampoco se permite nadar en la laguna El refugio Neumeyer es propiedad de Club Andino Bariloche (CAB). Cuenta con restaurante, confitería y cocina. En su planta alta se ubican los dormitorios, donde se puede pernoctar con bolsa de dormir durante el verano.

El refugio fue inaugurado el 19 de enero de 1971 y recuerda al doctor Juan Javier Neumeyer, conocido médico local, quien trabajó en Bariloche durante los años 30, 40 y 50 y fue quien junto a Otto Meiling, Reynaldo Knapp y Emilio Frey fundara el 13 de agosto de 1931 el club andino. Se emplaza a 1.250 metros sobre el nivel del mar, en medio de un hermoso bosque de lengas.

En las inmediaciones del refugio hay varias pistas de esquí nórdico, el cual es muy fácil de aprender, ya que unos e desliza "caminando". En en refugio hay un completo alquiler: esquíes con fijaciones, bastones y botas. Los principiantes son asesorados por expertos instructores.


Comentarios


Una excursión inolvidable al corazón del bosque