Una familia se salvó en un violento vuelco en Villa La Angostura

El auto en el que viajaban se despistó por el hielo en la Ruta 231, a 4 kilómetros de la localidad. Luego del accidente, el auto comenzó a incendiarse y quedó totalmente destruido.

VILLA LA ANGOSTURA (AVLA).- Como consecuencia del hielo en la calzada, una familia de La Angostura volcó en la ruta 231 a 4 kilómetros del centro. El vehículo quedó destruido pero no hubo lesionados.

El accidente ocurrió ayer a las 13 en la entrada del barrio Epulafquen, en una peligrosa curva que ya registra numerosos accidentes. «No venía fuerte, venía despacio, patiné en la curva y volqué», relató a este diario el conductor del auto, Carlos Milioni, quien circulaba en un Ford Fiesta junto a su mujer y sus dos hijos menores en dirección al barrio Villa Correntoso.

Gracias a que los cuatro llevaban el cinturón de seguridad, resultaron ilesos.

La curva pronunciada y el hielo provocaron el «despiste» y que el conductor perdiera el control del vehículo. Al no haber guard-rail de ese lado de la ruta, el auto chocó contra una alcantarilla, dio dos vuelcos y quedó boca abajo. Momentos después del impacto, y aparentemente a causa de un cortocircuito en el sistema eléctrico, el auto comenzó a incendiarse; pero las llamas fueron extinguidas rápidamente por el conductor con el matafuegos.

Una familia de turistas que viajaban por la zona fueron los primeros en socorrerlos. Minutos después se hizo presente en el lugar personal de la Comisaría 28 para asistir a la familia y ordenar el tránsito en la ruta.

A pesar de la hora y el sol, aún permanecía una gruesa capa de hielo sobre la cinta asfáltica. Es que en ese lugar nunca llega a dar el sol, por lo tanto, si la temperatura del ambiente no asciende, el hielo de la madrugada se mantiene durante gran parte del día.

La curva, conocida como «Raíces» denominación otorgada por el restaurante de ese nombre que se encuentra ubicado allí- fue escenario de varios accidentes de distinta consideración: desde simples «despistes» consecuencia del hielo, agua en la calzada o alta velocidad, hasta tragedias. En el 2005, un Porsche clásico que competía en la carrera de las «1000 millas», perdió el control y chocó contra la misma alcantarilla al costado de la ruta. El automóvil volcó. El copiloto, que no llevaba puesto el cinturón de seguridad, salió despedido por el parabrisas y golpeó contra un poste, sufriendo severas lesiones. Al margen de la peligrosidad de la curva, la ausencia de una señalización adecuada, guard-rail o reductores de velocidad incrementan el riesgo del tramo.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora