Una forma de generar inclusión real

Se crearon 92 puestos de trabajo para barilochenses.

estacionamiento medido

El servicio de estacionamiento medido vehicular funciona hace seis meses en el centro de la ciudad. Pese a prestarse sólo en parte del área delimitada por ordenanza y contar con numerosos problemas técnicos y de falta de equipamiento, constituye un buen ejemplo de cómo se puede mejorar la inclusión social en la ciudad. Asimismo, ordenó al menos parcialmente el caótico tránsito y estacionamiento de automóviles.

Otro dato, no menor, es que el servicio no es deficitario, y una vez que logre abarcar toda el área, permitiría generar un superávit para el municipio. Durante de abril se recaudaron 272.000 pesos, lo que permitió aumentar en un 30 por ciento el honorario que cobran los trabajadores.

Para la mayoría de las personas que cobran el estacionamiento, éste fue el primer trabajo logrado en el microcentro de la ciudad. Para muchos el hecho de cumplir un horario, interactuar con turistas y residentes y manejar dinero ajeno, constituyó una experiencia nueva. También fue una buena oportunidad para constatar que con trabajo y esfuerzo se logra progresar y que al fin y al cabo en una sociedad inclusiva las personas pueden ser iguales.

Fernando del Campo, titular de la secretaría de Desarrollo Económico, explicó que “la inclusión social es uno de los ejes fundamentales del servicio, pero a la vez es también muy importante el reordenamiento de tránsito que hubo en estos meses, que se logró junto al personal del área de Tránsito municipal”. Estimó que “el servicio irá mejorando con el transcurso del tiempo y reconoció que hay muchas cosas que aún no se lograron implementar”

El funcionario asumió con la gestión de María Eugenia Martini en febrero. Después de reordenar administrativamente el servicio generó un programa de acción, con objetivos a corto y mediano plazo. También se revisaron los convenios celebrados entre el municipio y las ONG que aportan el personal que trabaja cobrando el estacionamiento medido.

Del Campo fue el primer funcionario designado por la intendenta interina. Recordó que los convenios entre las entidades eran diferentes y también la cantidad de personal que cada una aportaba. Explicó que esto se reordenó y hoy las cinco ONG aportan entre 14 y 18 trabajadores cada una, sumando el plantel 92 personas.

El Colectivo Al Margen, la Fundación Petisos, el Grupo Encuentro, la Fundación Gente Nueva y la Cooperativa Campanario reciben mensualmente el dinero para pagarle a los trabajadores y alrededor de 8.000 pesos para cada entidad, para abonar los seguros y gastos administrativos. Cada trabajador es monotributista y cobró hasta abril 1.700 pesos por las seis horas de trabajo. A partir de ahora, cobrará 2.200.

La nueva administración municipal promovió dos reuniones mensuales en las cuales las diferentes ONG y los referentes del servicio debaten mejoras y evalúan la marcha del estacionamiento medido. Esto está previsto en la ordenanza, pero bajo la administración de Omar Goye nunca fue puesto en práctica.

En marzo pasado también se amplió todo lo posible el área del servicio medido. Del Campo dijo que el principal problema en abarcar todos los lugares delimitados es la falta de conectividad de los parquímetros. Esto es un problema que está siendo analizado por técnicos de Altec SE (quien provee los equipos) y la empresa de telefonía, encargada de la conexión inalámbrica de los mismos.

No obstante, estimó que este mes ya se podrá ampliar el estacionamiento medido por Mitre hasta Onelli, V.A.O’Connor, San Martín, Berutti y España. Evaluó que en principio no habría que incorporar más personal, ya que con las 92 personas, en dos turnos, permitirá cubrir todas las cuadras.

Del Campo evaluó que en un futuro las personas que prestan el servicio de cobro de estacionamiento medido podrían agruparse en cooperativas, pues el Estado no puede mantener convenios eternos con una ONG. Sostuvo que estas cooperativas también podrían incursionar en otras áreas, como es el acceso a una vivienda, a fuentes de financiamiento y otras herramientas de progreso afines. A diferencia de lo que se le reclamaba a la gestión anterior en lo relativo a la falta de información, desde su primer mes la actual administración precisó que el servicio recaudó al 20 de febrero 221.000 pesos.

El pago se concretó a través de la resolución 218, y ascendió a 220.553,46 pesos, distribuidos de la siguiente manera: Grupo Encuentro, la Fundación Gente Nueva y la Fundación Petisos cobraron 31.298 pesos cada una; el Colectivo Al Margen 31.573, Soldados Convocados y Movilizados por Malvinas 42.442 pesos y Cooperativa Campanario 52.642 pesos.

El incremento de salarios efectuado en abril y el continuo mejoramiento en el equipamiento prevé que hasta que no se amplíe el área medida no haya superávit. No obstante, el municipio ya acordó con cuatro talleres textiles sociales la provisión de indumentaria de abrigo y calzado para los 92 trabajadores. Esto permite que los recursos generados en la ciudad se vuelquen a los sectores más postergados, lo que en una economía social genera inclusión.

Los trabajadores lograron brindar un servicio eficiente, no deficitario para la comuna, y que permitió que se les aumente un 30 por ciento el sueldo.

El ordenamiento del tránsito ya se nota. Podría ampliarse a más cuadras en el corto plazo.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios