Una fusión hidroeléctrica

<span style="text-transform:uppercase">una nueva firma controlará la presa. se diluye la participación neuquina</span>

Lo más visto



#

&amp;lt;span style="text-transform:uppercase"&amp;gt;Piedra del &amp;Aacute;guila, la presa más grande de la provincia, será manejada por la firma central puerto SA. &amp;lt;/span&amp;gt;

Piedra del águila cambia de operadora

La empresa Hidroeléctrica Piedra del Águila SA (HPA), que controla la represa homónima, dejará de existir. Será absorbida por la firma Central Puerto SA, que tiene entre sus dueños a las familias Bemberg-Miguens, expropietarios de la cervecería Quilmes. En la práctica se trata de una fusión: Central Puerto unificará tres empresas de su propiedad, entre ellas, HPA.

La novedad se conoció esta semana a través de un comunicado de la Comisión Nacional de Valores.

Si bien se trata en la práctica de una maniobra empresarial para unificar libros contables y contar con un volumen de negocios mayor, la fusión por absorción también afecta a Neuquén, que posee un 13% de HPA, y al gobierno nacional, dueño de otro 26%.

En director de Hidrocarburos de la provincia, Alex Valdez, aseguró que a partir de la fusión la participación accionaria local se reducirá a un 4 ó 5%, pero los activos son mayores y la participación en el directorio está garantizada.

Las acciones provinciales son herencia de la privatización de Hidronor. El director por Neuquén es Gustavo Nagel, quien también representa a Neuquén en el directorio de YPF y integra la gerencia de GyP.

Las acciones que posee Neuquén son clase B y tiene derecho a percibir dividendos, algo que no ocurre desde al menos dos años.

Concesión

La concesión de la presa la otorgó Nación por 30 años, de los cuales ya se cumplieron unos 20. Por esa razón, la nueva firma controlante deberá contar con la luz verde de la Casa Rosada para continuar operando las instalaciones.

De la misma forma, la CNV y cada una de las firmas que participarán de la fusión tienen que aprobar la maniobra empresarial.

Una vez que termine el derecho de uso arrancará una nueva discusión, de la que nadie se atreve a hablar aún: se trata de la vuelta de las instalaciones a Neuquén y Río Negro, algo contemplado en la normativa.

La presa de Piedra del Águila es la más grande de la Cuenca Neuquina. Tiene una potencia nominal instalada de 1.400 MW y una generación media de 5.55 GW por hora.

El fin de los años de sequía y el consecuente mayor caudal de agua en los ríos neuquinos y rionegrinos prometen reposicionar a las empresas a la hora de abastecer de energía a los hogares argentinos.


Comentarios


Una fusión hidroeléctrica