Una goleada terminó con la ilusión del “Rojo”

Flamengo aprovechó la expulsión de Manrique para lograr una clara victoria.



Una categórica derrota por 4-0 ante Flamengo de Brasil, y con un arbitraje polémico del colombiano Oscar Ruiz, dejó ayer afuera de la Copa Mercosur a Independiente, que sucumbió en la revancha de los cuartos de final del certamen.

El partido fue parejo, incluso con una leve supremacía del conjunto argentino, hasta que el referí expulsó de manera incorrecta al zaguero Matías Manrique, a los 18 minutos del primer tiempo, cuando todavía estaban 0 a 0.

Luego llegó la debacle para los dirigidos por Enzo Trossero: Edilson, a los 24 minutos del primer tiempo, y el defensor Juan, a los 25 y 33 de la misma etapa, dejaron sin chances a los “rojos”. Edilson, nuevamente, coronó el resultado a los 24 del complemento.

El trámite del partido fue injusto para Independiente, porque la polémica labor del árbitro Ruiz lo marginó de la lucha por la clasificación, con la expulsión absurda de Manrique, a poco de iniciado el encuentro.

El mendocino recibió una justa amonestación, la primera, por una fuerte infracción. Pero unos minutos vio una increíble segunda amarilla, y la consiguiente expulsión, por una falta que no la merecía.

En ese momento, a los 18 minutos del primer tiempo, se produjo un punto de inflexión en el partido, porque la expulsión de Manrique, descontroló al equipo, con su técnico incluido, quien también fue expulsado.

Hasta allí, el conjunto argentino había sido neto dominador de las acciones, con una buena tarea de Guiñazú y Vuoso, y de hecho había llegado dos veces con peligro al arco brasileño, con una llegada del propio Vuoso y un remate de Montenegro.

Pero con un hombre más, Flamengo tuvo la inspiración de Petkovic para, en apenas nueve minutos, consumar la goleada. Parecía que si la pelota no la tocaba el yugoslavo primero, el gol no valdría.

En tanto, Corinthians se clasificó semifinalista al vencer anoche por 2 a 0 a Universidad Católica.


Comentarios


Una goleada terminó con la ilusión del "Rojo"