Una guerra que San Lorenzo no necesita

Caruso Lombardi y Carlos Bueno cruzaron acusaciones pesadas en un momento delicado del club



1
#

2
#

“Este chico está medio desequilibrado”, dijo el DT sobre el delantero uruguayo.

fútbol de afa

Archivo

Archivo

“Sería muy bueno que deje que los protagonistas sean los jugadores”, le apuntó el delantero al DT.

Menos de 48 horas después del bálsamo que significó salvarse del descenso, San Lorenzo volvió a arder cuando el delantero uruguayo Carlos Bueno dejó abiertas sospechas respecto de que el técnico Ricardo Caruso Lombardi habría decidido quedarse con parte de un premio. El entrenador negó rotundamente haber recibido dinero de Marcelo Tinelli, y aseguró que las veces que lo vio solo habló de fútbol. Si bien eran abiertas las diferencias entre Bueno y Caruso, fue durante una entrevista a radio Imparcial, de Montevideo, en la que el delantero atizó sospechas en un diálogo muy informal con los entrevistadores. “De Tinelli, ¿qué cerca estuviste?, le preguntaron al delantero y ahí comenzó su ráfaga Bueno: Muchas veces, conmigo siempre buena onda pero no está en el club. R: ¿Puede ser que una vez puso tanta plata y el entrenador cantó otra cifra? B: Sí, también. R: Se quedó con el vuelto. Eran 400 mil y aparecieron 300. B: Fa... qué hijos de p... (dirigiéndose a los periodistas). R: Mal boxeador este Caruso Lombardi. B: Sabés cómo la dibujó, ¿no?... Mamita. Luego apuntó Bueno que “por algo es que quiere que se vayan todos los grandes del club para quedar al mando del grupo y armar todo ahí”. Y la respuesta de Caruso Lombardi no se hizo esperar ni un ratito: “Bueno se quiere hacer famoso. Tiene contrato por 6 meses más, a mi no me molesta que se quede”, dijo Caruso en declaraciones a Radio Cooperativa y siguió: “Me quieren ensuciar, nunca me enteré de ese premio, la nota está arreglada, Bueno no conoce a Tinelli”. Caruso contó que habló con Tinelli: “Recién hable con él y me dijo que no le diera bola a Bueno. Si una persona ofrece un premio, yo que tengo que ver; si no tengo quilombos, me los buscan”. Y siguió diciendo: Yo soy muy educado con él, no tengo problemas, él lo tiene conmigo. Cuando yo agarré el grupo él se estaba recuperando de un desgarro. Por eso de entrada lo llevé al banco, pero después jugó de titular. Cuando estábamos comiendo todos juntos festejando lo que habíamos logrado, él estaba tirando bombas por televisión”. La única voz oficial de parte del club fue la de su Jorge Aldrey, su vicepresidente: “No escuché las declaraciones de Bueno. Cuando hay algún premio de un particular suele haber malos entendidos”, expresó el dirigente por ESPN Radio Rivadavia. “La dirigencia no tiene nada que ver. Yo no estaba al tanto. No era un premio por parte del club. Tendrán que resolver la cuestión los involucrados”, agregó el vicepresidente. En tanto, es un interrogante la continuidad del presidente Carlos Abdo y por ende la conformación del plantel para la próxima temporada. San Lorenzo zafó del descenso, pero el horizonte asoma oscuro: arrancará anteúltimo en los promedios y sólo un punto por encima de los últimos, Independiente y Newell’s. Y parece que no se han dado cuenta aún.


Comentarios


Una guerra que San Lorenzo no necesita