Una inesperada traba en el camino de Emanuel

En Cuba lo esperan para el 4 de enero, pero médicos del Garrahan pretenden revisarlo otra vez y Salud no autoriza la salida del país.



ROCA (AR).- Todas las esperanzas por la operación de Emanuel Cuello en Cuba chocaron ayer contra una muralla “burocrática”, según la definición de la familia.

Los padres del bebé roquense se enteraron que el Ministerio de Salud de la Nación no autoriza la salida del país, porque profesionales del hospital Garrahan insisten en revisar nuevamente al pequeño.

La noticia llegó cuando apenas falta una semana para la fecha de intervención dispuesta por los médicos cubanos, por lo tanto los Cuello ya están en conversaciones con un asesor legal para iniciar acciones judiciales en caso de perder el turno en el centro asistencial de la isla.

“En el Garrahan creen que tienen a Dios entre el plantel médico. Entonces, si alguien decide hacer una operación fuera del hospital se encuentra con todas las trabas posibles”, se quejó Gabriel Cuello.

Según comentó el padre de Emanuel, el malestar fue originado por la negativa de los facultativos porteños a avalar el traslado a Cuba, porque entienden que el pequeño de nueve meses debe ir una vez más a Buenos Aires para practicarse más estudios y determinar si es posible realizar la intervención sin salir del país.

“Tenemos todo listo en Cancillería, pero el Ministerio de Salud no da el ok si en el Garrahan siguen diciendo que ellos pueden operar a Emanuel. Son todas trabas burocráticas y el gordo tiene cada vez menos tiempo, por eso estamos en tratativas para definir quién se hará responsable si pasa algo grave”, agregó Cuello.

Cabe recordar que Emanuel nació con una desviación en la columna, lo que produjo una malformación en el tórax. Esto hizo que primero se pensara en una operación en Estados Unidos, pero diez días atrás surgió la alternativa de llevarlo a Cuba, donde le practicarían otra técnica y a menor costo.

El padre del bebé también exhibió enojo porque “los médicos del Garrahan piden que viajemos a Buenos Aires y ellos saben que es mucho más sencillo y barato que vengan ellos. Sin embargo, dicen que no pueden porque es muy lejos”.

“Nosotros no queremos sacar al gordo del hábitat en el que se mantiene con vida nada más que para la operación. La última vez que fuimos allá el bebé contrajo un virus. Además, el avión sanitario le costará a la provincia 15.000 pesos y los pasajes y la estadía de dos médicos hacia Roca no sale más de 2.000”, agregó.

Por otra parte -y como si fuera poco con la mala nueva de ayer- Cuello comentó que están muy preocupados porque todavía no recibieron ninguna confirmación sobre los fondos que aportaría el Ejecutivo rionegrino.

“Hoy (por ayer) hicimos varios llamados y no conseguimos hablar con ningún funcionario. Estamos con muchas dudas, porque sabemos que el jueves en Viedma no queda nadie, se van todos de vacaciones, y nosotros seguimos esperando por el dinero que prometieron”, sostuvo.


Comentarios


Una inesperada traba en el camino de Emanuel