Una jugada que tiene sus riesgos



El oficialismo lograría liberarse de las internas municipales con las boletas colectoras. Conformaría un alivio político, pero incorpora riesgos que desalientan a parte de la dirigencia. El esquema favorece la candidatura de Barbeito y además, requiere que se acepte la simultaneidad de la elección de los municipios cuando la provincia imponga su fecha. Una estrategia desestimada en el 2007 y que parecía se repetiría este año. Boletas de radicales y socios políticos confluirían arriba con la candidatura de Barbeito. En cambio, abajo, la dispersión de boletas alerta a los potenciales candidatos a legisladores. Esa posibilidad podría derivar en una mayor propagación de votos, perjudicando las postulaciones parlamentarias. Se recordó mucho en estos días que en el 2003 la boleta del PPR que proponía a Carlos Soria en la gobernación concluyó con que el PJ perdiera la minoría en algunos circuitos -como el Valle Inferior al no llegar al piso. El radicalismo, en esos casos, impuso los tres legisladores del circuito. Son algunas observaciones oficialistas cuando debaten esquemas para acordar internamente. (AV)


Comentarios


Una jugada que tiene sus riesgos